PIRAGÜISMO

Chourraut envuelve La Concha en plata

Homenaje de sus paisanos junto a la playa tras el éxito en Tokio. "Esta medalla es preciosa, siento que es de todos, sería una pena partirla en mil pedazos para darle a cada uno el cachito que le tocaría y por eso la voy a guardar yo". Habrá un canal en Euskadi con su nombre.

0
Chourraut envuelve La Concha en plata
Juan Herrero EFE

Maialen Chaurraut recibió el merecido y cálido homenaje en casa por su medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio. Tomó un vuelo larguísimo hasta Madrid. Ha aterrizado por la mañana, ha cargado las maletas y las dos piraguas en su coche y ha viajado a su tierra por carretera. Ha llegado a media tarde. Tratándose de la playa donostiarra de La Concha, el marco elegido por su club de origen, el Atlético San Sebastián, puede decirse que ha sido un baño de cariño por la gesta de su tercera medalla olímpica, su vitrina luce en los tres colores posibles tras el oro de Río y el bronce de Londres.

La amplitud del escenario elegido, junto a las instalaciones del club, ha permitido a los cientos de personas que han asistido al acto mantener las medidas de seguridad requeridas ante la pandemia de COVID, que no han sido obstáculo para la desbordante alegría de los asistentes, distribuidos ampliamente por el Paseo de La Concha y la arena de la playa, donde ha tenido lugar el homenaje. Todo ha sido muy emocionante. Al principio, michos bañistas permanecían ajenos a lo que estaba pasando a escasos metros.

Pasadas las 18:30 horas, una exultante Maialen, con una sonrisa permanente en los labios que se adivinaba tras la necesaria mascarilla, ha acudido, junto a su entrenador y esposo, Xabi Etxaniz, al lugar del homenaje donde un grupo de jóvenes deportistas les han hecho un pasillo de honor con sus remos alzados al cielo entre los aplausos del público. Chourraut y Etxaniz, la primera con la medalla al cuello o en sus manos en todo momento, han subido a continuación a un estrado, adornado con varias piraguas, donde tras las actuación de un grupo de niños, han recibido el homenaje de la Real Sociedad, uno de cuyos jugadores, Elustondo, les ha entregado a ambos una camiseta del equipo donostiarra con el mítico 10 de Zamora y Xabi Prieto, tras lo que los dos se han colocado la txapela de campeones que les ha ofrecido el diputado de Deportes de Gipuzkoa, Arkaitz Millán. Sonidos orientales, luces. una txaranga... un homenaje a la altura de una leyenda. 

"Ante la bonanza y la adversidad, mi estrategia es vivir el presente. Esta medalla es la guinda del pastel, ha sido un sueño, pero lo importante no es esta plata sino todos vosotros y el camino que he tenido que recorrer", saludó a la concurrencia. El momento más emotivo del homenaje ha tenido lugar cuando Ane, la hija de Chourraut y Etxaniz, ha entregado un ramo de flores a su madre, en presencia de los directivos del Club Atletico de San Sebastián. Previamente, Maialen había comparecido en una rueda de prensa junto al consejero de Cultura y Política Lingüística y portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, en la que ha agradecido "todo el calor" que le ha dado la gente con la que ha querido compartir la medalla conseguida. "tengo muchas ganas de hablar, porque hay muchísimo que agradecer", ha abierto con una sonrisa bajo su mascarilla. 

"Esta medalla es preciosa, siento que es de todos, sería una pena partirla en mil pedazos para darle a cada uno el cachito que le tocaría y por eso la voy a guardar yo. Pero sentimentalmente es una medalla muy compartida", ha explicado Chourraut, quien no ha eludido durante la comparecencia referirse a la "presión mental" a la que se ven sometidos en las competiciones los deportistas de élite. Tras la plata todo fue caótico, "entrevista tras entrevista, llegas al apartamento de la villa y están los compañeros, y hay toque de queda que te impide hacer ruido, desde las 22:00 hasta las ocho de la mañana, nos respetamos mucho".

"Cada persona -ha dicho- se pone a sí misma una presión, aunque cada uno tiene su estilo de ponérsela. Externamente también la recibimos y cada uno la calibra de diferente manera", ha descrito. En su caso, ha admitido que en ocasiones ha vivido competiciones en las que llegó a pensar que si la examinaba un cardiólogo no la permitirá "competir", porque pensaba que el cuerpo le iba "a colapsar". "Siempre me ha costado competir, no me considero una buena competidora", sorprendió.

Ha desvelado que por ese motivo decidió "comenzar a trabajar con un psicólogo" que le ha ayudado "muchísimo a ponerle consciencia a muchas técnicas" que ella antes ya usaba sin ser consciente de ello, así como a "buscar formas para centrarse en el presente y en el momento" concreto. En este contexto, ha revelado que hasta hace sólo un mes la medalla de oro que logró en los Juegos de Río de Janeiro todavía le "pesaba muchísimo".

"Luego -ha aclarado-, empecé a ver que tenía muchísimas razones para estar muy orgullosa de mí misma, que en Tokio no tenía nada que perder y todo que ganar, y que tenía que estar orgullosa, sobre todo, del camino que había recorrido". Un contexto en el que, sin embargo, "veía algo que no podía mejorar" como era su edad, pero que luego comprendió que suponía "una gran ventaja".

Zupiria ha avanzado que Euskadi contará en 2023 con un canal de aguas bravas en la localidad vizcaína de Usurbil para la práctica del piragüismo y para el que ha propuesto el nombre de la triple medallista olímpica. El futuro canal, que podría costar unos cuatro millones de euros, "es un proyecto de equipo" en el que hay "diferentes partes implicadas" y que ha requerido "un esfuerzo" para llegar a un "acuerdo" que lo hicera "factible".

Aclaró además que se trata de una iniciativa "en la que personas como Maialen y su entrenador, Xabier Etxaniz, han tenido mucha importancia, junto a otros deportistas, porque han hecho ver a las instituciones y a las federaciones deportivas la importancia de contar con una instalación como ésta".

Chourraut, por su parte, se mostró muy emocionada al conocer esta noticia que, según ha comentado, le "cuesta asimilar" porque es lo que muchas personas "buscan desde hace muchos años", en los que "mucha gente ha estado trabajando" por ello. "En cuanto a lo del nombre, no sé qué decir, la verdad", declaró la deportista, para quien "es todo un honor" que una instalación como ésta de un deporte al que ella "tanto" quiere pueda llevar su nombre en Euskadi. No obstante, la piragüista, consciente de que "por ahora" la denominación "es una propuesta" y "no un hecho", dijo que no pensará aún "mucho en ello". "Es el futuro, vivamos el presente", concluyó. "Yo tenía experiencia, sabía lo que es estar en esa salida, fui a por ello y ha salido bien. Eso no quiere decir que siempre tenga que salir bien. Aunque sí tenía clarísimo que lo importante no era el resultado final, sino el camino que he recorrido durante toda mi vida", ha remarcado la piragüista quien, ante la pregunta de si podría competir en los próximos Juegos Olímpicos, ha eludido dar una respuesta concreta y se ha insistido en "vivir el presente".

Como va de homenaje en homenaje, lo próximo será el martes, en su pueblo, Lasarte-Oria, donde será recibida por las autoridades municipales en el consistorio de la localidad. Está previsto que, tras la recepción y la celebración de un acto en el salón de plenos, Chourraut se dirija a sus convecinos desde la balconada de la casa consistorial.