Ademar León Ademar León
35
FIN
25
Cisne BM Cisne BM

BALONMANO | LIGA SACYR ASOBAL

El Ademar vuelve a la victoria ante un Cisne que se desangra

Slavnic superó el cincuenta por ciento de paradas ante el colista que sólo aguantó una mitad

Rubén Marchán, jugador del Ademar
Javier García/Ademat

Nada mejor que ahogar las penas de tres derrotas consecutivas que encontrarse a un colista, Cisne de Pontevedra, que va camino de no abandonar esta posición y que fue presa fácil para un Abanca Ademar necesitado de quitarse dudas para empezar a acercarse a unas posiciones nobles de las que hacía tiempo no estaba tan alejado (35-23).

Si en la primera mitad los gallegos aguantaron con dignidad el tipo, en la reanudación tan solo bastaron un puñado de minutos para que los ademaristas pusieran la directa y se tomaran el último cuarto a modo de inventario.

Salvo el anecdótico 0-1 inicial y los primeros compases de cierta igualdad, el partido siempre estuvo en el escenario que le interesaba al equipo leonés al que volvió a servirle su portería y la velocidad al contragolpe para llevar encarrilado el encuentro.

Después de que los extremos, el renovado Gonzalo Pérez y el que previsiblemente lo será pronto, Jaime Fernández, llevaran la voz cantante ofensiva, la entrada del chileno Erwin Feuchtmann volvió a servir para desatascar el juego ademarista para llegar al descanso ya con una renta apreciable, 17-12.

En la reanudación se mantuvieron los protagonistas Slavic -que acabaría rozando el 55 por ciento de acierto- y el chileno en su partido más resolutivo en ataque con ocho dianas y tan solo un error de lanzamiento, el de una pena máxima luego remachada.

Ni los dos tiempos muertos, casi consecutivos, del técnico del Cisne sirvieron para detener la hemorragia y, con todo sentenciado, 28-14, mediado el segundo periodo, Manolo Cadenas decidió dar opciones a los jóvenes y menos habituales para que todos disfrutaran de una victoria balsámica y necesaria.