REPORTAJES ASTV | ULTRADISTANCIA

Michele Graglia, el cazador de desiertos extremos: de modelo en Nueva York a Gobi y Atacama

Michele Graglia habla con AStv para contar cómo cambió su vida de modelo por la ultradistancia. Ahora cruza desiertos corriendo. De Nueva York a Gobi y Atacama.

Michele Graglia vivía la vida soñada por muchos en Nueva York cuando sintió la llamada del cambio. Pasó de los flashes y la vida de modelo a la ultraresistencia. "Hubo muchos factores que me llevaron a este punto de inflexión. Estaba en el momento cumbre de mi carrera, pero no me gustaba en quién me estaba convirtiendo", confiesa a AS desde California por videoconferencia.

Su vida giró a partir de 2012 hacia las carreras y de ahí a la ultradistancia. "Era un chico de gimnasio. Fui leyendo y buscando programas de entrenamiento", cuenta sobre sus inicios. Cambió su enfoque, sus hábitos y su alimentación. En el camino se pasó al mindfulness y a la meditación. Ahora sus desafíos tocan los extremos. De la Yukon Arctic Ultra en Canadá con cuarenta grados bajo cero a la Badwater 135 en el Valle de la Muerte en Estados Unidos a cuarenta y cinco grados.

Graglia, que se define como corredor extremo y aventurero, es también un cazador experto de desiertos. En 2018, inmerso en el proyecto TransPerfect 4x4 Desert Crossing, cruzó 700 kilómetros en Atacama (Chile) en 8 días, 16 horas y 58 minutos, todo un récord Guinness. En 2019 Gobi (Mongolia) le planteó 1703 kilómetros de travesía a pie. Los completó en 23 días, 8 horas y 46 minutos. A una media casi de dos maratones diarios. 

En la lista quedan pendientes el Sáhara y la Antártida, aunque la situación actual puede que lo lleve a una incursión previa en el desierto de Namibia, el más antiguo del planeta. "Todavía no he encontrado mis límites. Estoy sediendo de aventuras y exploración", advierte. Continúa la búsqueda profunda e interior por los páramos del mundo.   

Redacción y edición: Santi Castañeda
Imágenes de recurso: Michele Graglia, Michele Delucis, Quincy Perkins, TransPerfect 4x4 Desert Crossing
Fotografía: Michele Graglia
Agradecimientos especiales:
Aitor Labrador