BALONMANO | MUNDIAL

De un entrenador se espera más: la forofa secuencia del danés poco elegante tras derrotar a España

Si bien es cierto que tuvo algún detalle bonito al abrazar a un internacional, no se entendió mucho ese gesto de euforia desmedida poco después.