BOXEO

Poli Díaz volverá a los gimnasios para impartir seminarios

Poli Díaz, ocho veces campeón de Europa y retirado en 2001, ha llegado a un acuerdo con la promotora Unlimited Global Challengers, que gestionará sus derechos de imagen.

Poli Díaz volverá a los gimnasios para impartir seminarios.
Unlimited Global Challengers

Poli Díaz (Madrid, 52 años) volverá a los gimnasios. Aunque esta vez no será para ponerse los guantes, sino para transmitir sus conocimientos. El 'Potro de Vallecas' lo hará tras firmar un contrato con la promotora Unlimited Global Challengers, quien desde ahora gestiona todos los derechos de imagen y propiedad intelectual del ocho veces campeón de Europa. El acuerdo llega por un empeño personal del promotor, Antonio Ricobaldi, quien durante meses ha buscado al exboxeador. "Poli ha sido un ídolo para muchos, y sé que ahora necesitaba ayuda. Cuando yo era un niño, recuerdo que me invitó al cine a mí y a un amigo. Nunca se me olvidó y creo que ahora yo podía devolvérsela", asegura Ricobaldi, quien promueve la carrera de varios luchadores de kickboxing y muay thai, entre ellos Sergio Cabezas y Juan Martos.

El exboxeador llevaba meses residiendo en La Palma, dónde rubricó el acuerdo con su nuevo equipo la semana pasada. Al finalizar el mes de agosto, Poli Díaz regresará a Madrid para iniciar los "nuevos proyectos" que su nuevo manejador tiene para él. "Los iremos contando poco a poco. Poli es una persona muy querida por la afición y queremos rentabilizarlo. Lo primero que hará serán seminarios, charlas y masterclass en varios gimnasios de la capital. Pero el plan es que las acciones con él vayan más allá", apunta.

Por último, Ricobaldi también quiso señalar a AS el cambio de vida de Poli. "Lleva más de un lustro alejado de la mala vida. Está muy ilusionado con el proyecto y se encuentra en un buen estado físico y mental", concluyó. Díaz se retiró del boxeo en 2001. Antes, había logrado ser siete veces campeón de España, ocho de Europa y aspirante a los Mundiales WBC, WBA e IBF del peso ligero, unos cetros que no pudo llevarse ante Pernell Whitaker en 1991. Además de todo eso, Poli Díaz se ganó un hueco en el panorama deportivo español, siendo una de las mayores estrellas que el pugilismo ha dado en nuestro país.