FÚTBOL SALA

Otro milagro del Valdepeñas: levanta un 0-4 y es semifinalista

El equipo manchego logró una remontada histórica tras ir 0-4 en el tramo final. Cainan, a falta de cuatro segundos, obró el milagro. El Levante, su rival en semifinales.

Valdepeñas o Levante serán finalistas de la LNFS 2019/2020, algo que no entraba en muchas quinielas al inicio de la temporada. Las circunstancias y el desenlace de la temporada con este playoff dejan hasta el momento dos remontadas épicas. Si ayer fue el Levante el que eliminó a todo un campeón como el Barcelona con una brillante remontada (del 0-2 a marcar el 3-2 a falta de tres segundos), este miércoles el Valdepeñas logró superar la hazaña: del 0-4 al 4-4, un empate que le permite avanzar a semifinales tras terminar mejor clasificado en la tabla (tercero).

Bynho fue el protagonista del Osasuna, que inexpicablemente vio como se le marchó un pase a semifinales cuando a falta de de cuatro minutos dominaban 0-4. El brasileño aprovechó al máximo las carencias de Valdepeñas en defensa, con errores que no solieron cometer durante la temporada, pero que pagaron caro en la primera mitad. En ataque, sin embargo, los manchegos conseguían triangular, aunque se topaban con un Asier colosal. En el ecuador de la primera mitad, y tras un tiempo muerto de Arregi para los navarros, Roberto Martil aprovechó un desajuste atrás de Valdepeñas para definir con clase ante Edu. Asier, de nuevo, evitó el empate y, tras una gran intervención, sacó rápido para generar la contra y que Eric Martel anotase el segundo.

David Ramos, técnico de Valdepeñas, paró el partido tras el gol. "Hemos pasado del 1-1 al 0-2. Con todo lo que hemos trabajado hasta aquí, no vamos a agachar la cabeza ahora". Sin embargo, Osasuna siguió mandando. Bynho, tras una contra perfecta, anotó el tercero antes del descanso, con voltereta incluida para celebrarlo. Tras la reanudación, y tras una salida de la presión con elegancia del brasileño, asisitó a Martel para anotar el cuarto al arrancar el segundo periodo. Valdepeñas estaba KO. A diez para final, Dani Santos entró de portero-jugador para tener superioridad, pero los espacios no aparecían. Tuvo que ser el propio Bynho el que anotara en propia meta. Quedaban cuatro minutos y necesitaban tres goles. José Ruiz anotó el segundo. Tras ello, David Ramos, con total tranquilidad, volvió a pedir tiempo muerto...

Tras un libre indirecto, Terry sorprendió después de que Valdepeñas sacara rápido una acción muy protestada por Osasuna que hasta recurrió al VAR, que ratificó el gol. A falta de diez segundos, Osasuna en vez de aguantar la posesión, trató de anotar a portería vacía. Quedaba una última jugada, y apareció Cainan para completar la locura: a cuatro segundos del final, empató el partido para mandar a Valdepeñas a semifinales en una temporada que el club nunca olvidará. Su rival será el Levante, que también llegará por todo lo alto. En juego, una plaza en la gran final y un posible acceso a la Champios. Casi nada. Osasuna afronta un fin de ciclo en un verano en el que tendrán numerosas bajas y nuevas altas mientras que Valdepeñas, tras alcanzar la final de Copa de España, vuelve a soñar a lo grande.