UFC

Oliveira reina en el silencio

Charles Oliveira finalizó en el tercer asalto a Kevin Lee en el UFC Brasilia. Fue su 14ª sumisión. El evento se disputó sin público por el coronavirus.

Crónica del UFC Brasilia: Lee vs Oliveira.

Los golpes se escuchaban perfectamente, también a las esquinas... el deporte sin público no es lo mismo y el UFC Brasilia fue una muestra de ello. Fue un show extraño. Sin fans y con mayores medidas de seguridad para evitar contagios por el coronavirus. El 'envoltorio' era muy diferente, sobre el octágono no fue así. El finalizador hizo su trabajo y reinó en el silencio. Charles Oliveira logró su 14ª sumisión en la UFC, el que más ha ganado así y está a solo dos finalizaciones de Donald Cerrone. El brasileño triunfo ante Kevin Lee, quien perdió gas desde el segundo asalto y un error le costó la pelea. La fiesta de los locales hubiese sido por todo lo alto, pero la reacción de cada fan solo se pudo ver en su casa. Tocan tiempo diferentes y la UFC ha sido de las pocas empresas deportivas que ha podido adaptarse. 

Oliveira comenzó el combate con ritmo. Metió presión a Lee y fue aprovechando su mayor envergadura para impactar con sus piernas. El brasileño estaba cómodo y tras poco más de un minuto llevó la pelea al piso. Estaba en su terreno y la sumisión sobrevoló el octágono, pero Lee peleó de tú a tú contra un auténtico killer de la lucha en el suelo. Se pudo zafar de todo y acabó conectando buenos puños. En el segundo round, Oliveira volvió a apretar en cuanto a presión y eso provocó algunos cruces. Poco duraron, porque en los últimos minutos se fueron y ahí Lee intentó mandar, pero Oliveira controlaba pese a no tener la posición dominante.

Todo cambió en los primeros instantes del tercer asalto. Lee entró en la corta distancia, intentó agarrar la piernas de Oliveira... pero el brasileño le agarró la cabeza. Ya en el suelo, el 'Guillotine Choque' era claro y Lee solo podía rendirse. Demostración de poderío y mensaje claro: "Estaré en la primera línea tras el Khabib vs Ferguson. Soy el mejor del mundo", apuntó. Buen triunfo deportivo, pero sin alma en el envoltorio total del show. Ahora le toca esperar. La incertidumbre es global.