Competición
  • Europa League
  • Euroliga

ATLETISMO | MUNDIALES | 3.000 OBS.

Carro entra en la batalla final

El obstaculista madrileño se clasificó por tiempos para la final de 3.000 obstáculos del viernes, con la segunda marca de su vida (8:13.56).

Carro entra en la batalla final
EFE

“Cuando pasamos el primer 1.000 a 2:45 me dije: ‘Esto es un carrera de Meeting, no voy a gastar nada”, decía Fernando Carro, que pasó a la final mundial de 3.000 obstáculos, por tiempos, porque fue quinto en la serie más rápida, en la que entraban directos tres. Hizo el segundo mejor registro de su vida (8:13.56), aunque en el esprint decisivo no pudo superar al canadiense Hughes y al keniano Bett. “Me hubiera gustado pasar a alguno, pero me veía dentro. Algo me retenía. Es que 15 tíos que bajen de 8:13 en tres carreras, no lo veía factible. Mis cálculos eran que se pasaba en 8:20”.

Carro pensó al empezar la carrera en un amigo suyo, Diego. “Es el que me ha tirado durante toda la parte final de la preparación con la bici en la pista. Es buenísimo llevando el ritmo. Pensaba que era su rueda y me pegué al etíope, que parecía que iba rodando”. Wale hacía de liebre improvisada, con 2:45 el 1.000, a 5:33 los 2.000 y tremendo acelerón final para acabar a 2:39.08. “En el último 200 quería ganarles pero no pude. Soy sincero”.

En sus terceros Mundiales, Carro da el paso que se le exigía tras batir el récord de España (8:05.69). “Llevaba desde el jueves aquí en Doha y la verdad es que sí notaba responsabilidad”, explicaba Carro, que miraba como el resto de las carreras eran más lentas desde la tribuna de prensa. Acabó la tercera serie, dominada por los kenianos Kipruto y Kigen, y ya se relajó definitivamente. Dani Arce y Ezzaydouni, los otros dos españoles, fueron eliminados.

El viernes, Carro se enfrenta a la final, frente al poder tradicional de Kenia (Kipruto, Kibiwott, Kigen y Bett) y el emergente dominio etíope. “Yo creo que puedo sobre 8:10, me costó años llegar hasta aquí, desde Pekín 2015. Lo más duro ya está pasado”. Será una nueva historia.