Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLETISMO

La Justicia Suiza decide que Semenya no podrá defender su título mundial de 800 en Doha

La Justicia Ordinaria Suiza que había suspendido provisionalmente la norma de la IAAF sobre el hiperandgrogenismo revocó la suspensión y Semenya no podrá competir de 400 hasta la milla si no se medica.

La Justicia Suiza decide que Semenya no podrá defender su título mundial de 800 en Doha
IBRAHEEM AL OMARI REUTERS

Caster Semenya no estará en los Mundiales de Doha en pruebas desde 400 hasta la milla, y no podrá defender su título de 800 de Londres 2017. Así lo decidió la Justicia Ordinaria Suiza que el 3 de junio suspendió temporalmente la norma sobre hiperandrogenismo de la Federación Internacional (IAAF), pero ha revocado su decisión tras analizar las alegaciones del máximo organismo mundial del atletismo. Semenya está de nuevo fuera de combate, aunque la decisión final sobre el recurso que interpuso en el Tribunal Federal Suizo aún no está tomada. 

La norma de la IAAF para atletas DSD (Desarrollo Sexual Diferente) establece que las atletas con niveles elevados de testosterona tendrán que rebajarlos mediante medicación a 5 nanomoles por litro de sangre si quieren competir con mujeres en pruebas “protegidas”, que son desde 400 hasta la milla, las distancias que corre Semenya. La sudafricana, doble campeona olímpica, hizo su última carrera de 800 el 30 de junio en Stanford (Estados Unidos). Tras la prueba, en la que ganó, la atleta dijo que se sentía "destruida física y emocionalmente". Ha ganado 31 carreras seguidas de 800 desde 2015. 

La norma de la IAAF iba a entrar en vigor en septiembre de 2018, pero Semenya llevó en primer lugar el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que dio la razón en mayo a la IAAF y a su controvertida norma que estuvo en vigor cerca de un mesDespués, la sudafricana recurrió a la justicia ordinaria en la Corte Federal Suiza que suspendió la regla temporalmente, pero ahora la ha revocado y también ha dado la razón a la IAAF. Otro golpe, este de los más duros, para la batalla de Semenya y otras atletas consideradas DSD. 

“Estoy muy decepcionada de no poder defender mi título, pero esto no parará mi lucha por los derechos humanos y por las mujeres atletas”, dijo en un comunicado Semenya, que ha reivindicado en varias ocasiones que no se medicará "de ninguna manera". La atleta ya ha hecho carreras de 2.000 y de 5.000 y ha insinuado que podría competir en distancias diferentes a las que se le vetan. 

Su abogada, Dorothee Schramm, anunció que la batalla sigue abierta: "Seguiremos defendiendo el recurso de Caster y luchando por los derechos humanos fundamentales. Una carrera siempre se decide en la línea de meta". Según la NBC, la IAAF espera una sentencia definitiva del tribunal suizo este mismo miércoles.