Competición
  • Clasificación Eurocopa

BALONMANO|MUNDIAL

La Selección se centra en amargarle la fiesta a Alemania

Gedeón Guiardiola, el único Hispano en la liga alemana.

FRIEDEMANN VOGEL

EFE

Disputa el último partido de la segunda fase con la opción de acabar tercera de grupo, lograr la clasificación olímpica y luchar por el quinto puesto

Llegados a este punto en el que las semifinales son imposibles para España, la Selección cambia sus planes: luchar por la quinta plaza, para repetir la posición del Mundial de 2017, y consumar la clasificación para el preolímpico. Hay dos partidos por delante, pero acabar quinto no depende de España en un Campeonato que se está envenenando.

Alemania siempre garantiza llenos, espectáculo y emoción, pero también polémica. Ganó el Mundial de 2007, que organizó, apoyada en varios escándalos arbitrales. Ahora está en las semifinales con Lino Cervar (seleccionador croata) clamando contra el robo que sufrió el lunes ante los organizadores. Además, nadie esconde que el calendario ha estado adaptado a los intereses locales, para ganar tiempo de descanso entre jornadas.

Ese favorecido es el rival de España de este miércoles (20:30, Teledeporte) en el último encuentro de la segunda fase, y un partido en el que la Selección podría tener el tercer puesto de grupo asegurado (si gana Brasil y pierde Croacia), y en una jornada en la que los croatas podrían quedarse fuera de los preolímpicos y con Alemania optando al primer puesto del grupo, que además es importante de cara a evitar en las semifinales, posiblemente a Dinamarca, que también el otro grupo está por definir.

“Nosotros queremos ser competitivos y si puede sr estropearle la fiesta a los alemanes y quedar lo más arriba posible”, señalaba el portero Gonzalo Pérez de Vargas, que el lunes cumplió una soberbia actuación, y Alex Dujsebaev incidía que no se debe perder “la plaza en los preolímpicos, de ninguna manera”.

Dani Sarmiento es baja para lo que resta del Mundial, y posiblemente al central le supla en la plantilla oficial Dani Dujsebaev, que había dejado su puesto a Iosu Goñi, con lo que la poisición de central sería parea Entrerríos y Cañellas, y con Goñi y Dani de laterales, si bien el más joven de los Dujsebaev también ha actuado en ocasiones de central. Y el mismo Ariño ganó tres medallas con las Selecciones inferiores en esa posición,