ATLETISMO | DOPAJE

Penti y Julio Rey traen el recuerdo de aquellos Europeos con récord de dopados

En los continentales de Múnich 2002 España ganó 15 medallas, pero cinco de aquellos atletas dieron positivo por dopaje posteriormente.

0
Penti y Julio Rey traen el recuerdo de aquellos Europeos con récord de dopados

La noticia surgió ayer: la agencia antidopaje española abrirá un expediente por comprar sustancias prohibidas, fundamentalmente EPO, a varios exatletas españoles, entre los que sobresalen Julio Rey, aún plusmarquista español de maratón y con importantes medallas internacionales, y Antonio Jiménez Pentinel, que fue campeón europeo de 3.000 metros obstáculos en Múnich 2002.

Un gran Campeonato para España. De hecho, el mejor de la historia por los resultados: nada menos que quince medallas, doce masculinas y tres femeninas. Grandioso éxito, sí, pero con lunares negros y vergonzantes: cinco de esos medallistas, entre ellos cuatro campeones, dieron posteriormente positivo por dopaje. Un porcentaje muy, muy alto, que ahora me viene a la memoria por Julio Rey y por Antonio Jiménez Pentinel, ya retirados hace tiempo, pero por los que vuelve a revolotear el fantasma del dopaje. Los datos los tenéis en as.com.

Vayamos con la lista de la vergüenza. Dieron positivo posteriormente a sus éxitos los campeones Alberto García (5.000), Antonio Jiménez Pentinel (3.000 metros obstáculos), Paquillo Fernández (20 km marcha) y Marta Domínguez (5.000 metros), además de Julio Rey, bronce en maratón. Una pena. Todos ellos fueron condenados y algunos pasaron al menos una noche en el calabozo. Por supuesto, todos se declararon absolutamente inocentes, aunque algunos habían sido sorprendidos con las manos en la masa.

Y vamos con la lista de atletas limpios que brillaron allí y que merecen ser reconocidos. Chema Martínez (oro en 10.000), David Canal (plata en 400), Reyes Estévez (plata en 1.500, aunque posteriormente tuvo algún asuntillo en la Operación Galgo), José Ríos (bronce en 10.000), Luismi Martín Berlanas (bronce en obstáculos), Yago Lamela (misma medalla en longitud, ya fallecido a causa de un ataque cardíaco), Juanma Molina (tercero en 20 km marcha) y Jesús Ángel García Bragado (también bronce en marcha, en la distancia larga, un atleta eterno). Y, entre las mujeres, Glory Alozie, campeona en 100 metros vallas, y Mayte Martínez, plata en 800.

Un gran Campeonato para España, sí, pero con una colección vergonzosa de atletas que no se puede decir que hayan pasado a la historia por su limpieza.