Competición
  • Europa League
  • Euroliga

Green Bay Packers

Así es el camino de los Green Bay Packers para jugar playoffs

Así es el camino de los Green Bay Packers para jugar playoffs

No va a ser nada fácil, pero con la vuelta de Aaron Rodgers uno de los equipos más temidos de la NFL tiene una ruta abierta para pelear el título.
Patriots vs Chiefs en vivo, NFL AFC Conference Championship

Aaron Rodgers igual juega este fin de semana, igual no. En caso de que lo haga, los Green Bay Packers se van a convertir en una de las grandes historias de las últimas tres semanas de competición en la temporada regular de la NFL. O, al menos, hasta que pierdan algún partido.

Con tres encuentros por disputarse, y con un récord de 7-6, sus opciones de entrar en playoffs siguen abiertas. Con Brett Hundley como quarterback titular han ganado los dos últimos partidos, y a punto estuvieron de llevarse el gato al agua también contra los Pittsburgh Steelers, hace tres domingos, así que están en plena racha de resultados, como ya les ocurrió el año pasado por estas fechas.

Si Aaron Rodgers se pone a los mandos del ataque, huelga señalarlo, sus opciones de victoria se incrementan de manera notable. Y es por eso que este ejercicio que voy a hacer a continuación tiene como condición esencial que el fabuloso QB esté en el campo, porque voy a describir las circunstancias que pueden meter a los Packers en playoffs y, ay, allí sembrar el terror en toda la NFC.

Lo primero, e innegociable, es que Green Bay ha de ganar los tres partidos que tiene en el calendario. El primero es en Carolina ante los Panthers. El segundo en Lambeau ante los Minnesota Vikings. El tercero en Detroit ante los Lions. No, desde luego que no es un calendario fácil. No lo sería ni con Aaron Rodgers en perfecto estado de forma (a veces hay que recordar que también se pierden partidos con todos los buenos en el campo, y en este equipo saben algo de eso), mucho menos con el QB recién llegado de una inactividad de más de dos meses.

Concedamos, no obstante, esas tres victorias con condición indispensable para seguir explicando la situación.

Los Packers acabarían con un récord de 10-6 y en playoffs como el sexto cabeza de serie de la NFC, es decir, como el último equipo de la wild card, sí, además, ocurren los siguientes resultados lógicos. Y digo lógicos porque no pongo a los Lions perdiendo en Cincinnati y cosas parecidas que son poco probables, aunque bien pudiesen ocurrir.

Semana 15

El partido clave de esta jornada es el Seattle Seahawks - Los Angeles Rams, que se juega en Seattle. A los Packers les viene mejor que ganen los Rams, por supuesto, deben desear que triunfen. No obstante, podrían sobrevivir a una victoria de Seattle.

Es más, demos por bueno que este domingo ganan todos sus enemigos, incluidos los Falcons en Tampa o los Cowboys en Oakland. No hay problema.

Semana 16

En caso de que los Seahawks hayan ganado a los Rams, aquí aparece el primer match ball para Green Bay. Se trata del de Dallas Cowboys contra el equipo de Seattle. A los Packers les vale con que los Seahawks pierdan uno de los dos partidos nombrados, pero no que ganen los dos. Es decir, que si han ganado a los Rams en la Semana 15 palmen en Arlington.

El otro partido clave es el que jugarán los Saints y los Falcons pero, solventando el asunto de los Seahawks, los Packers podrían sobrevivir a cualquier resultado que se diese en este encuentro, aunque con un asterisco que explicaré luego.

Los demás, los Lions y Panthers, pueden ganar sin que les afecte.

Semana 17

Vamos con el asterisco antes referido. Los Packers necesitan que los Falcons no se la líen. En esta última jornada, Atlanta juega con Carolina Panthers. A Green Bay le vale cualquier resultado salvo la combinación más improbable, que es una victoria de los Falcons en Nueva Orleans en la Semana 16 y que, a la vez, pierdan en casa contra los Panthers en este último partido.

Sólo así dejarían de depender de sí mismos. Porque estarían en playoffs aunque, de nuevo, el resto de rivales ganasen sus partidos.

Por lo tanto, y resumiendo, los Packers estarán en la lucha por el título si, además de ganar todos sus partidos, los Seattle Seahawks no ganan tanto a Rams como a Cowboys, y los Falcons no ganan en New Orleans a la vez que pierden en casa contra los Panthers.

Ninguno de esos dos escenarios es muy probable. Así que queda claro que el sueño de Green Bay de entrar en playoffs está en su mano.