BOXEO

Rubén Nieto tira de casta y consigue retener su cinturón

El campeón hincó la rodilla en el sexto asalto, pero se recuperó y ganó en el séptimo a Nico González por KO técnico.

Rubén Nieto tira de casta y consigue retener su cinturón
CHEMA DIAZ

Rubén Nieto y Nico González prometieron al público que su combate pasaría a la historia del boxeo español y no defraudaron. Pasión, coraje, ganas y sobre todo calidad, la que derrocharon ambos púgiles en La Cubierta de Leganés. Tanto El Salsero como TNT sufrieron, estuvieron a punto de ceder, pero ambos sacaron la casta y la raza que les caracteriza para aguantar, aunque el aspirante no pudo más en el séptimo. Fue en ese asalto cuando, tras una gran combinación del campeón, el árbitro decidió parar el combate concediéndole la victoria a Rubén Nieto.

El combate tuvo de todo, pasó por todas las fases y ambos púgiles rozaron muy pronto la victoria. El primer asalto tuvo un ritmo frenético, y aun así fue el más relajado, ambos púgiles intentaban buscar los fallos de su rival. Nieto buscando la larga distancia, Nico la corta. En el segundo se repitió la historia, pero las buenas manos comenzaron a aparecer por parte de los dos. En el tercero, el desenlace del combate pareció cerca para ambos. Nico conectó una buena combinación, pero el campeón con una izquierda directa al rostro del aspirante, le mandó a las cuerdas. El de La Cabrera tiró de inteligencia y cuando parecía KO se pudo recuperar.

A Nico le sentó bien el descanso e igualó las fuerzas. Otra vez conectó manos al rostro de su rival, quién se defendía bien y también colocaba buenos golpes. En el quinto, el guion volvió a ser el del inicio. Igualdad e intensidad para desembocar en el sexto, dónde todo pudo cambiar. Nico González salió a por todas, conectó una buena combinación que hizo hincar la rodilla al campeón, quién estaba flotando sobre el ring, pero como a su rival el descanso le vino bien. Todo parecía igualado de nuevo en el séptimo round, pero una buena combinación de El Salsero dejó a Nico flotando, el árbitro se dio cuenta y paró el combate. Nieto retuvo el título en un duelo que ya forma parte, con letras de oro, en la historia del boxeo nacional.