El Celta camina con paso firme hacia los cuartos

FÚTBOL INDOOR | CELTA 9 - MÁLAGA 3

El Celta camina con paso firme hacia los cuartos

El Celta camina con paso firme hacia los cuartos

El Málaga acusó en exceso la falta de rotaciones cuando los locales abrieron brecha.

El pabellón central de O Porriño acogió, con buen ambiente en las gradas, la última oportunidad del Málaga para engancharse a la liga y la segunda del Celta para encaminar su trayectoria hacia los cuartos de final. Y desde el primer instante el objetivo de los gallegos pareció encaminado y más cerca. El arranque de partido fue fulgurante para los locales, no tanto por intensidad y velocidad como por efectividad. Con un juego parsimonioso y de mucho control, los celestes elaboraron cada llegada que, en los primeros minutos, prácticamente transformaron en gol por jugada.

El primero de Fran Cainzos con un espectacular disparo por la escuadra, que a punto estuvo de repetirse medio minuto después. En la segunda ocasión una gran intervención de Haro impidió el tanto. Goles que sí anotarían Manel tras un rechace en el fondo y Jacobo Campos aprovechando una contra después de una de las primeras aproximaciones del Málaga en el primer cuarto de partido. Poco a poco los malacitanos fueron haciéndose con el dominio del esférico y merced a su dominio llegó el primer gol blanquiazul, de disparo cruzado alto desde la derecha, obra de Salguero.

Con un Haro inspiradísimo desbaratando las llegadas celtiñas, el Málaga no desaprovechó la ocasión que se le presentó a Villar tras una patada al aire de Toni Otero. El boquerón encaró completamente solo a Emilio para dejar las distancias en el marcador en tan solo un gol. El Celta prácticamente desapareció del partido en el segundo tramo del primer tiempo, pero el Málaga, pese a tener la posesión del balón apenas inquietó a Emilio. Solo Ayala, con una vaselina desde el centro del campo llevó los nervios a las gradas de O Porriño. A partir de esa ocasión el Celta se fue arriba y amplió diferencias con una falta perfectamente ejecutada por Manel que sorprendió a Haro al abrirse la barrera formada por jugadores del propio Celta junto a los defensores. Y en la jugada siguiente, de nuevo Manel, de disparo raso, puso el 5-2 en el electrónico con el que se llegó al descanso.

Los primeros minutos del segundo tiempo se convirtieron en un intercambio de tímidos golpes entre los dos contendientes. Y el primero que subió al marcador un espectacular gol de Ratkovic, que tras controlar con el pecho un balón centrado, remató de volea al fondo de las redes de Haro. Más sencillo lo tuvo Vicente para empujar el séptimo después de una polémica recuperación protestada por los malacitanos en el centro del campo. Y un error en el juego con los pies de un inspiradísimo durante el resto del partido Haro, sirvió para que Fran Cainzos, a puerta vacía, anotase el octavo.

Con un Málaga cada vez más entregado, el Celta se hizo dueño y señor del partido durante un último tramo en el que los visitantes solo lo intentaban en los contraataques. Así llegó el gol de Kuni, de disparo raso y cruzado sobre la salida de Emilio. Quique cerró el partido en una buena combinación celtiña que sirvió para poner el broche a un partido que dejó a los malacitanos muy tocados y al Celta con la ilusión de seguir avanzando en la Liga Fertiberia de fútbol indoor.