España roza la hombrada pero se queda sin victoria

WATERPOLO | ESPAÑA 10 - MONTENEGRO 10

España roza la hombrada pero se queda sin victoria

La selección española ha empatado ante la potente Montenegro en partido de la cuarta jornada del Europeo, lo que le deja con escasas opciones de seguir aspirando a las medallas.

La selección española de waterpolo ha empatado a diez goles ante la potente Montenegro en partido de la cuarta jornada del grupo B del Europeo de Eindhoven 2012, lo que le deja con escasas opciones de seguir aspirando a la lucha por las medallas.

Una victoria sobre Croacia el lunes (13.00 horas) le podría dar el pase, aunque tras la derrota de esta frente a Alemania (9-10) en el último encuentro del sábado el cuadro germano tiene importantes opciones si vence a Rumanía.

España cuajó una buena actuación en la piscina Pieter van den Hoogenband ante el equipo balcánico, pero no pudo obtener la victoria que le hacía seguir dependiendo de sí misma.

Tuvo la ocasión al final, pero una decisión arbitral al decretar una falta en ataque de Iván Pérez le arrebató el último ataque porque el seleccionador, Rafa Aguilar, pretendía forzar la exclusión rival y disponer de los últimos segundos en superioridad para obtener el gol del triunfo.

Montenegro tuvo treinta segundos para ganar pero se topó con la defensa de España, que tan solo tuvo luego dos para intentar un último tiro, algo prácticamente imposible. El partido fue muy igualado y con escasas diferencias. Montenegro, como se esperaba, salió en tromba y dispuso de su máxima ventaja con dos tantos del boya Boris Zlokovic (0-2).

Pero los españoles, bien resguardados por el meta Iñaki Aguilar y por su defensa, frenaron la sangría y remontaron con un triplete de Albert Español (3-2). Guillermo Molina y Blai Mallarach pusieron a España con ventajas de 4-3 y 5-4, pero Aleksandar Ivovic puso las tablas al intermedio, tras el cual Montenegro volvió a salir más concentrada y acertada y recuperó el mando en el marcador (5-6, 6-7 y 7-8), aunque respondieron Español (de penalti), Felipe Perrone y Guillermo Molina para llegar al último parcial con 8-8.

Con el equipo mermado por la sanción a Xavi García, expulsado ante Alemania, España mantuvo el tipo pese al tremendo desgaste físico y, de nuevo por medio de Molina y Perrone, respondió a los intentos de escapada de su rival.

Montenegro desaprovechó dos ataques en superioridad y se llegó al último minuto con las tablas y, a 47 segundos para el final, con el balón para España, pero la falta en ataque pitada a Iván Pérez y la posterior buena defensa hispana impidieron que se moviera de nuevo el marcador.