De la Rosa, un quinto con sabor a victoria

Fórmula 1 | GP de Italia

De la Rosa, un quinto con sabor a victoria

De la Rosa, un quinto con sabor a victoria

AP PHOTO

El piloto catalán fue el primero tras los favoritos en el mejor resultado de su vida.

De la Rosa se puso a gritar como un loco después de pasar la meta del GP de Italia. En una mezcla de alegría y desesperación, el piloto catalán festejaba así el mejor resultado de su vida. Un quinto puesto que sabe a victoria porque Pedro ganó la otra carrera. La de los que por coche no pueden optar al triunfo. Delante quedó su ídolo, Michael Schumacher. Y detrás, un campeón del mundo, Jacques Villeneuve, que fue incapaz siquiera de acercarse.

Su novia Reyes, con la que se casa el 3 de noviembre, se le abrazó con la misma fuerza que en aquel punto con el que Pedro debutó en Australia 1999. Su siguiente paso es subirse algún día, tal vez el año próximo, al podio. Después, deberá cumplir su cita con la historia: todos los pilotos que han puntuado en su primera prueba han logrado después de una victoria. Ya es, junto con Paco Godia, el español con más puntos de siempre (6).

El final del gran premio fue angustioso. Durante las últimas vueltas, su coche perdía presión de aceite. Con mimo, Pedro se ganó a pulso la felicitación de Niki Lauda: "Has hecho una carrera perfecta".

Esta vez el barcelonés no falló en el arte supremo de la carrera. Ni siquiera en la salida. En la llegada a la primera curva, Button se llevó por delante a Jarno Trulli. Hakkinen se quedó frenado, Pedro se colocó sexto y Alonso recibió una buena noticia. Button, su enemigo por el puesto en Renault, acababa de fallar por tercera carrera consecutiva.

De la Rosa eligió la mejor estrategia: una parada. Le pasaron tres coches, pero después, ayudado por un ritmo infernal remontó hasta la quinta plaza. Por un momento, Alonso achuchó a Frentzen por la 13º posición y se sumó a la fiesta con una exhibición de pilotaje al límite al volante del Minardi reserva. Al asturiano le falló el equipo. A sus mecánicos se les enganchó una pistola en el segundo repostaje.

Ganó Montoya

Por delante, tampoco dieron golosinas. Juan Pablo Montoya consiguió su primer triunfo después de un emocionante duelo con Barrichello, que llegó a adelantarle, y tras aguantar hasta más allá de la razón los ataques de Michael Schumacher.

El presidente de Colombia, Andrés Pastrana, le felicitó en el que es un día de gloria y madrugón para el país suramericano. De los seis primeros, tres (Juan Pablo, Barrichello y De la Rosa) hablan español. El futuro es nuestro.