JUEGOS OLÍMPICOS | ATLETISMO

Yulimar Rojas: "Estoy en llamas"

La venezolana, de 25 años, es la favorita indiscutible al oro en la final olímpica de triple salto de este domingo (13:15 horas).

Tokio
0
Yulimar Rojas: "Estoy en llamas"
Matthias Hangst Getty Images

Yulimar Rojas (Barcelona, Venezuela) es la favorita indiscutible al oro en la final de triple salto. Esta temporada ha saltado 15,43, a siete centímetros del récord mundial de Inessa Kravets. ¿Caerá en la gran final olímpica?

-Menuda temporada, ha hecho varios saltos de más de 15 metros, y se presenta como favorita indiscutible a la final olímpica.

Este año estoy en llamas, en candela. Se están dando a conocer mis resultados y mi trabajo diario. Era el año olímpico y no se podía fallar. Tengo muchas ganas de que llegue la final, de disfrutar y que el triple salto esté en el foco del mundo.

-Está como más fuerte, más coordinada... Más rápida.

-La preparación fue muy larga, pretendía avanzar en determinados aspectos que eran clave para alcanzar más centímetros. Por ejemplo, la fase técnica, que mejoré mucho. También he crecido en potencia y fuerza. Además, mis saltos son mucho más consistentes. Soy más rápida. Todo eso se ve reflejado en la pista. Viene algo bueno con esta nueva Yulimar.

-¿Por qué dice que es una nueva Yulimar?

-Yo me considero una atleta que cada día se supera más. Cuando te levantas cada mañana es una oportunidad para renacer, para ser mejor persona y atleta. En las cámaras se ve que soy una deportista que trata siempre de dar lo mejor de sí.

-¿Qué ha cambiado de la Yulimar Rojas que llegó a Guadalajara en enero 2016?

-Era una atleta muy niña, en plena juventud deportiva. La Yulimar de ahora es alguien madura, mucho más centrada. Con un palmarés bien formado, que da un valor al trabajo que hacemos. A pesar de lo poco que he logrado, trato de ser la misma persona, mantener la misma humildad y el cariño.

-Dijo usted en AS que quería ser la primera mujer que pasará de 16 metros en triple. Cada vez parece más probable...

-Lo que dije en ese momento tenía toda su verdad. Yo me considero una atleta que no se pone límites y el trabajo que hago diariamente es para llegar a esa meta: ser la primera mujer que haga 16 metros. Se dice fácil, pero lleva una dedicación y un esfuerzo para alcanzar el máximo de mi potencial.

-Salta usted por encima de 15 metros con muchísima solvencia.

-Una de mis metas era no bajarme nunca del barco de los 15 metros hasta que acabe mi carrera deportiva. En todas las competiciones a las que fui salté más de 15 y eso me da mucha moral.

-También probó la longitud con un supersalto, de más de 7 metros (con viento).

-Los atletas se suelen centrar en sus eventos, pero quería hacer longitud para mejorar cosas de cara el triple. También el Barcelona quería que lo hiciera. Sabía que tenía que superar mi 6,57. Pasar la barrera de los 7 metros era una aspiración que yo tenía, como hicieron en su momento Inessa Kravets y Tatyana Lebedeva. El aire hizo que no valiera mi marca, pero no me resta felicidad.

-Lástima que no haga longitud en Tokio.

-Mi idea era haber podido doblar, pero la aspiración se rompió con el horario. La calificación de longitud coincide en el día de triple salto y me trunca esa doble participación. Es triste no poder demostrar mi potencial con las mejores del mundo en ambas pruebas, encima en unos Juegos Olímpicos.

-Fue plata en Río 2016, pero ahora es otra atleta.

-En 2016 llegaba como una atleta novata, como una deportista emergente. Pude alcanzar una plata olímpica, y yo me propuse en ese momento que en Tokio escribiría mi nombre en los libros de recuerdo de los campeones olímpicos. Me preparé para estar ahí y hacerlo de la mejor forma. Es el momento, es el año. No se puede fallar.

-Sacar tanta ventaja a sus rivales, ¿cómo lo lleva?

-Mi principal rival soy yo misma. Nunca me relajo, así haya hecho récord del mundo (tiene el indoor). Somos deportistas y no podemos darnos el lujo de creernos superiores a los demás aunque se refleje que el nivel es más alto. Siempre hay que mantener la humildad, aunque sea en la pista. Es muy importante en lo que eres como humano. Yo sólo intento en cada salto rascar cada centímetro. Aunque mis rivales salten 14,50 y yo 15. Trato de dar lo mejor de mí.

-Si se viene arriba, Iván Pedroso le pone en su sitio.

-Es un entrenador muy regio, es como mi padre. Y cuando tiene que darnos una palabra de fuerza, de llamarnos la atención y cuando toca, lo hace. Él sabe cómo actuar en el momento preciso.

-También está más definida…

-Una de las cosas que me he enfocado es en la nutrición. La parte de la dieta, de la comida. Estar en el peso preciso para que las cosas fluyan de la mejor forma. No tomo dulce, ni grasas... ni comidas que no me aporten. Quiero estar lo más fina posible para que cuando rebote en el suelo no haya ningún impedimento, ni por peso, ni por falta de entrenamiento. Se trata de mantener una responsabilidad. No sólo se es atleta en la pista, sino en todo momento de tu vida.

-Se ha teñido el pelo de rosa, ¿por qué?

-El color rosa es cariño y generosidad. Es tranquilidad, optimismo y felicidad. Transmite esperanza y fuerza.