JUEGOS OLÍMPICOS

Así es el Estadio Olímpico de Tokio, el estadio de la inauguración de los Juegos Olímpicos

Así es el Estadio Olímpico de Tokio, la sede principal donde se inaugurarán y clausurarán los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y las pruebas de atletismo

0
Así es el Estadio Olímpico de Tokio, el estadio de la inauguración de los Juegos Olímpicos
Juan Ignacio RONCORONI EFE

Sigue en vivo y en directo la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El Estadio Olímpico de Tokio será la sede principal de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y el que más disciplinas acogerá durante el transcurso de los mismos. El estadio es una construcción reciente, acabada en 2019, cuya finalidad era la de albergar estos juegos marcados por la pandemia y que ahora verán la luz no lejos de las críticas.

El Antiguo Estadio Nacional y el primer diseño

El estadio actual está ubicado donde se encontraba el antiguo Estadio Nacional, hogar de los juegos de Tokio 1964, y que fue demolido en 2015. La construcción del nuevo estadio comenzó a principios de 2016, siendo el diseño la arquitecta anglo-iraquí Zaha Adid el elegido en primera instancia. El diseño original de Adid sufrió una serie de modificaciones antes de empezar la obra debido a las limitaciones presupuestarias. Esto provocó que para finales de 2015 y principios de 2016, la obra de Adid fuera suspendida y desechada.

El Estadio Olímpico de Tokio

En enero de 2016 el gobierno japonés anunció que el arquitecto local Kengo Kuma sería el encargado de la nueva edificación. El diseño de Kuma tiene de una superficie de 72.400 metros cuadrados y mide 47 metros de altura. Tiene la capacidad albergar 68.089 asientos permanente con la capacidad de ampliarlos a 80.016. El estadio está compuesto de cinco plantas con acabados tradicionales, como el uso de la madera de cedro como homenaje al templo Horyuji.

El calor es uno de los grandes inconvenientes para los Juegos. Por ello, el gobierno japonés ha instado a la instalación de 185 ventiladores y ocho máquina de frío estratégicamente colocadas por toodo el estadio. La cubierta en forma de ovalo fue diseñada para permitir la entrada del viento y enfriar el estadio de manera natural. El coste de la obra ha ascendido a 1.260 millones de euros, quedándose muy por detrás de los casi 2.000 millones que se habían presupuestado con el primer proyecto de Adid.