Juegos Olímpicos

¿De qué está hecho el volante de bádminton, de qué animal son las plumas y qué velocidad alcanza?

Si pensamos en bádminton, lo primero que se nos viene a la cabeza es el nombre de Carolina Marín. Aquí te contamos una serie de curiosidades del deporte

0
¿De qué está hecho el volante de bádminton, de qué animal son las plumas y qué velocidad alcanza?
KAI PFAFFENBACH REUTERS

Si pensamos en bádminton, lo primero que se nos viene a la cabeza es el nombre de Carolina Marín. Aunque la atleta no participará este año en los Juegos Olímpicos de Tokio, hay ciertas curiosidades que debes saber. El bádminton es un deporte de raqueta que, a diferencia de otros deportes similares, no se juega con una pelota, sino con un volante.

El volante recibe varios nombres, como gallito, mosca o pluma. Tiene forma cónica y está compuesto por diecisiete plumas insertadas al rededor de una punta o semiesfera de corcho cubierta de una capa de cuero. Su peso suele estar en torno a los cinco gramos. La forma cónica del volante hace que sea muy aerodinámico, consiguiendo que a cada golpe de raqueta la punta de corcho gire y se coloque siempre por delante. Es más, su forma y estabilidad ayudó en el diseño del vehículo espacial SpaceShipOne, allá por el 2004.

¿De qué está hecho el volante?

A pesa de la calidad de las plumas del volante, estas suelen ser muy frágiles. Por ello no es raro ver que en un partido se cambia el gallito cada pocos puntos. Aquí encontramos varios tipos de materiales para realizar las plumas. Las más habituales son las plumas de ganso. Como desveló la propia Carolina Marín en una entrevista con El Larguero, "las plumas de los volantes son de ganso, pero solo pueden ser del ala izquierda del animal. Si es del ala derecha el tipo de vuelo del volante sería diferente y la técnica de todos los jugadores tendría que cambiar. Tienen que ser 16 plumas del ala izquierda.".

Luego, encontramos los volantes sintéticos. El plástico utilizado para este tipo de volantes es el nylon. Tienen más durabilidad que los de ganso, pero el tacto y el control suelen ser mucho peores. Por esta razón suelen utilizarse más para niveles principiantes, mientras que los volantes realizados con plumas de ganso son los más habituales para los partidos de alta competición.

¿Cuánta velocidad alcanza?

La velocidad de golpeo es cuanto menos curiosa. Al tener un peso de menos de cinco gramos y una aerodinámica peculiar, hace que su resistencia al aire sea menor, alcanzando velocidades que llegan a superar las boleas de Rafa Nadal, los tiros de Cristiano Ronaldo o al bateador Mike Trout.

La velocidad media de golpeo de un volante se sitúa entorno a los 300 kilómeotros por hora, teniendo el récord mundial el danés Mads Pieler Kolding, que en 2017 logró superar con su golpeo los 425 kilómetros por hora. Si lo comparamos con el récord de velocidades con otras disciplinas, encontramos que el que más se le acerca es el golfista Ryan Winter, que en 2013 logró alcanzar la friolera de los 349 kilómetros por hora. Muy atrás se encuentra el fútbol, con una velocidad punta de 210 kilómetros por hora en chut realizado por Ronny Heberson en 2006.

Historia del bádminton en los Juegos Olímpicos: medallero, palmarés y ganadores

Reglas del bádminton en los Juegos Olímpicos: puntuación, cuántos sets hay, duración, volante...

¿De qué está hecho el volante de bádminton, de qué animal son las plumas y qué velocidad alcanza?

¿Por qué no está Carolina Marín en los Juegos Olímpicos de Tokio?