JUEGOS OLÍMPICOS | ATLETISMO

Bolt, sobre las nuevas zapatillas: "Es ridículo, yo bajaría de 9.5"

El jamaicano criticó duramente los nuevos modelos de calzado de velocidad que hay en el mercado, con placa de fibra de carbono y espumas especiales.

Tokio
0
Bolt, sobre las nuevas zapatillas: "Es ridículo, yo bajaría de 9.5"
Dylan Martinez REUTERS

Este viernes comienzan los Juegos de Tokio, los primeros tras la era Usain Bolt. El Relámpago ya está retirado, pero sigue de cerca el atletismo. En los últimos tiempos se encuentra indignado con los nuevos avances en las zapatillas de velocidad. Las diferentes marcas comerciales han introducido en competición unos modelos de calzado con placa de fibra de carbono, combinados con unas espumas especiales y superreactivas. Y no le gustan nada a Bolt.

“Cuando lo vi no me lo podía creer, se están ajustando las zapatillas de clavos a unos niveles que dan ventajas a los atletas para correr más rápido”, decía Bolt en unas declaraciones a Reuters. Y seguía su alegato: “Esto es extraño e injusto para muchos atletas, que en su momento intentaron modificar los clavos en el pasado y les dijeron que no. Y ahora lo están haciendo, es ridículo”.

Las Maxfly de Michael Norman.

Usain Bolt tiene actualmente el récord del mundo de 100 metros con 9.58, hechos en Berlín 2009, con su modelo de zapatillas Puma Theseus Pro, con clavos de oro. ¿Qué tiempo haría Bolt con estas zapatillas? “Por debajo de 9.5 seguro. Sería una locura saber que los récords se baten por un modelo de clavos determinado”, contó a The Guardian.

El debate estaba ya abierto en las zapatillas de asfalto, con placa de fibra de carbono, que se prohibieron por World Athletics para usar en la pista por su exceso de altura en el talón (el límite se fijo en 40 milimetros y 25 mm para la pista). Siguen siendo los modelos de los maratonianos y el tipo de calzado que guió a Kipchoge al récord mundial y a bajar de dos horas en Viena. Después la discusión llegó a los modelos de fondo y mediofondo y ahora está instalada en si los nuevos clavos mejoran o no las prestaciones de los sprinters.

Los tiempos de la discordia

Aunque las grandes marcas de atletismo ya tienen su calzado de velocista top, uno de los modelos más en el punto de mira por el sector crítico son las Nike Maxfly. Con ellas Shelly-Ann Fraser-Pryce, a los 34 años, ha hecho esta temporada 10.63, segunda mejor marca de la historia en 100 metros femeninos, sólo por detrás de Florence Griffith-Joyner. Con ellas, Sha’Carri Richardson, actualmente sancionada por consumo de cannabis, firmó en abril 10.72, la sexta marca de la historia.

Bromell, en su victoria en los Trials de EE UU.

Trayvon Bromell, actualmente con New Balance y que utiliza el modelo ‘más avanzado’ de su marca ha corrido en 9.77. Séptimo mejor registro de todos los tiempos en 2021 y el segundo sin estar manchado por dopaje tras Bolt. “No creo que haya datos que digan que hay una mejora tan grande como dicen”, reflexionaba Bromell, al que Usain Bolt le echa un cable: “Es mi favorito al oro en los 100 metros”.

"Mi arma secreta, mis zapatillas"

La polémica de las zapatillas también ha llegado hasta el suizo Álex Wilson y su polémico tiempo de récord de Europa (que no será homologado) de 100 metros en Marietta (EE UU. Hasta ahora un corredor de 10.08, de repente corrió en 9.84 con una Puma. “Mi arma secreta, mis zapatillas. Hice un entrenamiento de 30 metros que normalmente corría en 2.80 e hice 2.60”, afirma Wilson, de 30 años. Aunque su carrera está bajo sospecha total por el cronometraje, el viento real y la desorbitada mejora.

El asunto es que las grandes marcas comerciales han introducido nuevos modelos de zapatillas de velocidad, las marcas mejoran, la Federación Internacional (World Athletics) ha dado el visto bueno y a Bolt, la gran leyenda mundial de la velocidad, no le gustan. ¿Mejoran o no? Muchas voces, muchas opiniones. Una discusión interesante.