TOKIO 2020

De la Fuente: "Apuesto sí o sí a ganador con este grupo"

Nueva entrega de los desayunos olímpicos de AS con Luis de la Fuente, seleccionador olímpico de fútbol, junto a Vicente Jiménez y Sergio Santos.

AStv / Sergio Santos

¿Cómo está el ambiente ante las dificultades que habrá en Tokio?

Lo que predomina es la ilusión. Estamos tremendamente ilusionados y con una gran motivación, expectantes porque esto empiece ya a andar. Llevamos mucho tiempo preparándolo, ha habido un retraso por la pandemia y ha provocado que los preparativos fueran aún más largos. Tenemos muchas ganas de vivir el espíritu olímpico, sentirnos partícipes de estos Juegos.

¿Qué significan los Juegos en el plano emocional? Porque va con su generación de jugadores…

Para mí es una emoción especial, sobre todo por el detalle que comentas: con estos jugadores llevamos seis años juntos. Hemos vivido las mayores alegrías profesionales que he tenido. En su caso, también debe ser inolvidable este recorrido. Tengo una fe ciega en este grupo, apuesto sí o sí a ganador con ellos porque los conozco y sé de su implicación, su compromiso y su calidad personal y profesional. Repetiremos la palabra ilusión pero es que creo que es lo que nos tiene que mover. La ilusión por formar otra vez un grupo, por recuperar el tiempo que no estuvimos juntos. Dentro de esa ilusión, superaremos todos los inconvenientes y disfrutaremos de todos los momentos.

¿Cómo ha sido el proceso de formación del grupo? Hay jugadores que se quedan sin vacaciones…

Hice las llamadas pertinentes, quería primero calibrar el grado de ilusión que tenían los jugadores por estar en este evento. Venían de una temporada muy cargada, estaba la Eurocopa… Todos me respondieron de la misma manera, me dijeron que estaban como locos por vivir una experiencia así. La confección de la convocatoria ha sido muy completa, pero eso me facilitó las cosas por tener la certeza del compromiso del jugador. Para los que han jugado la Eurocopa va a ser un esfuerzo importante, pero entiendo que como profesionales no pueden perder la oportunidad de estar en unos Juegos.

¿Qué tienen de especial unos Juegos para el futbolista profesional?

Es un acontecimiento único e irrepetible. Vivirán otros acontecimientos importantes, pero unos Juegos es posible que los juegues una sola vez en tu vida. Primero por la edad, que condiciona. Y son diferentes porque cuando veo a estrellas como Rafael Nadal, Mireia Belmonte, Saúl Craviotto… Que lo han ganado todo y su máxima ilusión es volver a los Juegos. Cuando veo eso… Tiene que ser especial. Y en lo que a mí compete, vivir una cita olímpica me parece único, creo que no lo viviré más. Soy un privilegiado por vivirlo. Es el acontecimiento deportivo histórico de cada año que se celebra, es lo más grande para un deportista.

Lleva a Ceballos, Asensio y Merino, del 96. ¿Pasó por su cabeza que fuera algún futbolista que no fuera de esa generación?

No, creo que no. Primero teníamos que tener garantía, porque no podíamos prever el futuro y las listas había que prepararlas con mucha antelación. En un primer momento decidimos hacer una base muy importante. Cuando las circunstancias se normalizaron, esa idea primera que tenía es la que he reforzado. Es que de aquella generación que ganaron el Europeo hay nueve que se pasaban de edad. Sólo eligiendo a tres de aquellos, seis se quedaban fuera de los Juegos. Eso ya era injusticia. No es un favor ni un regalo, se lo merecen porque tienen una calidad individual espectacular, son de los mejores del mundo.

¿Le molestaba la pregunta de Ramos en cada conferencia de prensa?

No, con naturalidad. Tengo una gran relación con Sergio y su familia. Estoy seguro de que entiende que esta decisión que yo tenía tomada desde hace tiempo es la más honrada y honesta. Como buen profesional que es, y siendo compañero de los que vienen, él lo entiende.

¿Cómo se consigue en un grupo tan heterogéneo el buen ambiente?

Primero uno tiene que estar convencido de que eso es muy importante y yo lo estoy. Para mí es prioritario apostar por el grupo. Antepongo ese concepto antes que cualquier individualidad. Intento que ese mensaje cale. También son jugadores que llevan mucho con nosotros y en el proceso de formación hemos tratado que el mensaje vaya calando. En estas edades ves que ha sido eficaz el trabajo, porque lo tienen interiorizado. Eso facilita el trabajo. El grupo está muy unido, cohesionado… Eso en los momentos difíciles, porque en estos torneos siempre hay un día malo, hace que se supere y puedas vencer estas dificultades. Voy a contar una anécdota de este grupo, en el Europeo. Cuando ganamos a Polonia, nos metimos en semifinales y nos clasificamos para los Juegos. Les dejamos libre y muchos jugadores tenían allí a familiares. Pues bien, decidieron irse los 23 juntos a un sitio para estar ellos solos. Era razonable que alguno se quedara con su familia, pero se fueron los 23. Cuando me enteré me sentí orgulloso. No por no estar con las familias, que ya estaban luego, sino por lo bonito y maravilloso de que estuvieran juntos.

Algunos jugadores están terminando la temporada y otros empezándole. ¿De qué forma se mezcla eso?

Van a ser entrenamientos casi individualizados, con distintas cargas de trabajo. Pero por encima de todo quiero transmitir la tranquilidad a los clubes, a la gente y a los jugadores de que lo que va a prevalecer por encima de todo es la salud y la integridad física de los jugadores, no vamos a correr riesgos con ninguno. Tener a 22 de un nivel tan importante me da tranquilidad y nos permite poder rotar con total garantía. Salvaguardaremos la salud de los futbolistas, más aún con una climatología tan dura y partidos cada tres días.

Marco Asensio es uno de los mayores de 24 años y no estuvo en la Eurocopa. ¿Por qué lo lleva?

¡Es que es muy bueno! Así de sencillo. Siempre he mostrado predilección por él porque me parece un futbolista diferente. Siempre ha mostrado su predisposición por estar con nosotros. Cuando tomó aquella decisión en 2019 lo entendí, hay que estar en el pellejo de un futbolista. Lo respeté. Estuvo siempre muy cerca, mostrando su apoyo, siempre le sentí así. Es una oportunidad para la Selección y para él de poder reivindicarse y decir ‘aquí estoy yo’, de demostrar lo grandísimo futbolista que es.

¿Entiende a los clubes que no han dejado a sus jugadores acudir? El de Borja Mayoral es el más llamativo, porque venía de tener vacaciones…

Están en su derecho, lo respeto, he estado en clubes y sé el trastorno de que llegue un jugador avanzada la pretemporada. Pero es privarle de un acontecimiento único e irrepetible en su vida, donde va a ganar prestigio y normalmente estos eventos producen un efecto muy positivo, el crecimiento del futbolista en estos torneos es mayúsculo.

La gente dice que vaya equipazo llevamos… ¿Preocupa el exceso de euforia?

No… Me preocuparía que me dijeran ‘Luis, el equipo es un poco regular’. Confío al 100% en este grupo. Vivimos una situación límite en el Europeo, aprendimos de ello y maduramos. Estaba confiado de que el equipo pasaría. Este equipo nunca va a fallar. Vamos a ser tan competitivos, entregados y orgullosos de representar a nuestro país que si al final quedamos por detrás en el marcador no vamos a perder nunca.

¿Cómo ve el grupo? Es muy traicionero…

Es un campeonato del mundo Sub-24, estamos las 16 mejores. Estar es un éxito. Los rivales son de nivel altísimo. A nivel internacional la gente no se da cuenta de la gran igualdad, no tiene nada que ver con los clubes. Seguramente un club español a uno egipcio, hay más diferencia. Aquí cualquier detalle te deja fuera. No tenemos margen de error, necesitamos la mejor de nuestras versiones. Somos conscientes de que conseguir medalla es muy difícil, cualquiera de las 16 está preparada.

¿Hay alguna selección mejor que España?

Mejor, no. Lo digo desde el respeto a todas. Pueden estar como nosotros. Argentina, Alemania… Pueden ser similares, mejores no. Eso transmito a mis jugadores. Pero evidentemente te puede ganar cualquiera.

Usted jugó con falso nueve en la Eurocopa. ¿Planea repetir?

Llevamos una línea de ataque muy versátil. Podemos jugar con nueve, sin nueve, extremos naturales o a pierna cambiada, centrocampistas con llegada… Tenemos posibilidades de modificar, cambiar… Tenemos que hacernos fuertes en lo nuestro.

¿Le ha sorprendido la evolución tan rápida de Pedri? ¿En qué posición le ve?

Ha tenido una explosión futbolística que nos ha sorprendido a todos. Pensábamos que tenía un potencial tremendo, pero su aparición en Primera, en un club como el Barcelona, y jugar con esa naturalidad y soltura es impropio de un chico de su edad. Tiene tanto talento que puede jugar cerca del delantero o más cerca de la creación, más atrasado. Lo que me gustaría es que tuviera más finalización. Me gusta verlo cerca del área, porque tiene ese último pase que sólo ven algunos jugadores, que están tocados por esa varita de Dios. Me gustaría que tuviera una capacidad goleadora importante porque tiene condiciones para alcanzar un número de goles importantes.

El tema de la comida, ¿cómo lo han planeado? ¿Llevan su cocinero como normalmente?

No podemos, las normas para entrar en Japón son tremendamente rigurosas. Hay un límite de pases y acreditaciones, inalterables. Además, yo viví una cosa en los Juegos del Mediterráneo, una gran enseñanza: el espíritu olímpico. Compartir todo, hacer cola en el comedor… Nosotros tuvimos la fortuna de estar con Mireia Belmonte. Nosotros y ella haciendo cola con normalidad. Eso es una gran enseñanza, no nos tienen que privar de ese lujazo de hacer cola detrás de los grandes deportistas. El primer día les explicaré la experiencia que vamos a vivir, no tiene nada que ver con un Mundial o una Eurocopa. Somos unos afortunados. Sé que van a estar felices, por supuesto que nos va a enriquecer a todos en el plano humano. Respetaremos unas normas que no cuestan nada. Lo entenderán con normalidad, van a aceptar esa convivencia con total naturalidad y será muy fácil.

Para terminar… ¿Se conforma con algo que no sea el oro?

Ahora mismo no. Nunca vamos a perder porque vamos a dejarnos la piel en el campo y los españoles estarán orgullosos de este grupo. Nos podrán ganar e incluso quedar por detrás en el marcador, pero no vamos a perder nunca. Vamos a ir a ganar y a luchar por lo máximo, con todo el respeto por los rivales.

Lo más visto

Más noticias