NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MIRANDÉS

A vueltas con el denominado ‘andamio’

El presidente Alfredo de Miguel asegura que se trata de una grada homologada que cumple con todos los requisitos de la competición. En un futuro se baraja la opción de colocar una lona.

Miranda de EbroActualizado a
Cerca de un centenar de aficionados del Racing presenciaron el partido en Anduva.
Paulino Oribe

El proyecto de la nueva tribuna de Anduva ha causado impacto entre los aficionados rojillos tras la presentación realizada por parte del Consejo de Administración en la Junta General de Accionistas celebrada el pasado lunes. Sin embargo, otro de los puntos calientes que se debatieron en la Casa Municipal de Cultura fue el de la grada destinada a la hinchada visitante.

El denominado ‘andamio’, calificativo que le dieron algunas aficiones rivales, desaparecerá si la construcción de la nueva grada sale adelante el próximo verano. Así lo aseguró el presidente Alfredo de Miguel que quiso dejar claro a su vez que la actual grada portátil que da cuerpo al Fondo Norte cumple con todos los requisitos de la competición: “Esa grada no es lo óptimo, pero nuestras manos están atadas. Es alquilada y nos ha costado 800.000 euros entre renta y grada desde su instalación. Está homologada y es lo que hay. Si se da el caso, se pondrá una lona que seguro también se criticará y se ubicará a la afición visitante a una esquina de General”.

El máximo mandatario de la entidad jabata también hizo referencia a la escasa afluencia de aficionados del Racing en el último partido disputado en Anduva. Suele ser un desplazamiento marcado en rojo para los santanderinos, pero varias peñas del club mostraron su malestar por tener que ubicarse en una grada que, a su entender, es precaria y no tiene cabida en el fútbol profesional por lo que decidieron no asistir al encuentro. “La diferencia es que otras aficiones gozan de instalaciones pagadas por sus instituciones. Mantuve una charla con uno de sus directivos y me dijo que la afición no vino por el precio de las entradas, no por la grada. No obligamos a nadie a venir. Ir al fútbol cuesta dinero como cualquier espectáculo, pero podíamos haber estipulado un precio común”, destaca De Miguel.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas