NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEVILLA

Monchi está ahora mismo más fuera que dentro del Sevilla

Esta semana, fecha límite para que el director deportivo ejecute una decisión que ya ha comunicado al club, donde intentan convencerle de que recapacite.

Actualizado a
Monchi, junto a Del Nido Carrasco.
Julio MuñozEFE

Hay fecha límite para conocer si Monchi abandona o sigue en el Sevilla: esta semana. El director deportivo, de hecho, ya ha comunicado al club su intención de marcharse debido al recorte de poder decisorio que sufrió durante los últimos tiempos y por la quemazón de una campaña durísima en todos los aspectos, a pesar de que haya acabado con final feliz. El Consejo, encabezado por el presidente José Castro y el vice José María del Nido Carrasco, intenta en este tiempo convencer al gaditano para que reconsidere su decisión.

Las señales de las últimas horas no han sido demasiado halagüeñas para la continuidad del todavía director deportivo del Sevilla. Durante el acto de renovación de José Luis Mendilibar, este miércoles, Monchi no apareció junto al entrenador como suele ser habitual cuando llega o se amplia el contrato de una figura de tanto calibre. Se sentó entre el público. El presidente José Castro sí estuvo en el atril con al técnico vasco, pero no quiso admitir preguntas que no tuvieran única y exclusivamente que ver con el asunto para el que se había convocado a la Prensa.

Monchi ha rumiado su marcha prácticamente desde los comienzos de una temporada que amaneció torcida. Durante el pasado verano, el gaditano tomaba casi en solitario la decisión de seguir con Julen Lopetegui cuando en el Sevilla se pensaba, no sin razón, que la etapa del guipuzcoano se encontraba agotada, como había demostrado un pésimo final de la 2021-22, en el que casi se queda sin Champions. Los resultados obligaron en octubre a destituir a Julen y su sustitución por Sampaoli no estaba completamente avalada por el director deportivo: así le fue luego al argentino.

Meses muy duros flirteando con el descenso dieron paso a la era Mendilibar, el hombre que ha devuelto al sevillismo la ilusión y, finalmente, la extrema felicidad con otro título, la Séptima Europa League. Al contrario de lo que podría pensarse, que Monchi recapacitaría, la realidad es que parece el momento perfecto para irse por la Puerta Grande del club de su vida. Además, dispone de varias ofertas (nunca le faltaron) en un campeonato donde siempre quiso trabajar, la Premier League. La afición tiembla con la despedida, segunda después de pasar dos años en la Roma, de la figura sobre la que ha pivotado esta era de gloria nervionense. Pero salvo sorpresa, a día de hoy, parece ya tomada la decisión.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?