NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

El Bernabéu, de nuevo una alfombra

El nuevo césped del estadio blanco ya está instalado, después de que el último, procedente de Extremadura, no agarrase bien y se estropease. Viene de Arévalo (Ávila).

Actualizado a
El nuevo césped del Santiago Bernabéu. (Javier Caireta-Serra).
Javier Caireta-Serra

El estadio Santiago Bernabéu vuelve a ser una alfombra, preparada para acoger partidos de fútbol en perfectas condiciones, como venía haciendo en las últimas temporadas. Lo raro ha sido lo de los dos últimos partidos que se han disputado en el feudo madridista, ante Mallorca y Leipzig, en los que el césped mostró varias zonas embarradas y marrones, algunas calvas y mucha facilidad para levantarse, haciendo complicado y hasta peligroso jugar en él.

La explicación entonces estuvo relacionada con el calor: el club comentó que el césped, que venía de Extremadura, había estado sometido en los días previos a llegar a Madrid a temperaturas extremas, lo cual había perjudicado su consistencia. Aguantó bien ante el Betis, pues estaba recién colocado, pero en los siguientes choques, ante Mallorca y Leipzig, se vio claramente que ese césped no estaba preparado para acoger partidos.

Y el principal perjudicado era el Real Madrid, pues en casa acostumbra a encontrarse con equipos que se encierran y que no conceden espacios, situación ante la cual la velocidad de circulación es fundamental para intentar abrir ese cerrojo. Así le costó vencer al Mallorca, ante el que tuvo que remontar en la segunda parte, y frente al Leipzig, ante el que no logró marcar hasta el minuto 80.

El césped del Bernabéu, de Arévalo

El Madrid se puso el objetivo de mejorar el césped durante el parón de selecciones para tenerlo listo para el siguiente partido en casa, esto es, el próximo domingo 2 de octubre ante Osasuna. Pero en los primeros días del parón se vio que el césped era irrecuperable y se tomó una decisión drástica: sustituirlo entero. El nuevo césped tiene una procedencia distinta al anterior: viene de Arévalo (Ávila), como era habitual en la etapa del anterior jardinero jefe del Real Madrid, Paul Burgess, que se marchó en 2020 tras más de diez años en el club. La empresa que ha instalado el césped, en cualquier caso, sigue siendo la misma: Tapiz Verde, procedente de Bazagona (Cáceres).

El nuevo césped del Bernabéu. (Javier Caireta-Serra).
Ampliar
El nuevo césped del Bernabéu. (Javier Caireta-Serra).

El nuevo césped ha sido instalado durante el parón y ya está completamente desplegado en el Santiago Bernabéu; ahora que el calor extremo del verano ha quedado atrás y las temperaturas son mucho más suaves y frescas, confían en el Madrid en que no haya problema para que este césped aguante bien, al menos, hasta la disputa del Mundial de Qatar, entre noviembre y diciembre.

Y todo esto, en medio de las obras de reforma del Santiago Bernabéu, que avanzan a buen ritmo y que ya muestran progresos importantes tanto en el interior como en el exterior del estadio. En la intersección entre el Paseo de la Castellana y la Avenida de Concha Espina ya se puede apreciar una muestra de cómo estará el estadio cuando las obras acaben: las lamas de acero han sido instaladas en todo ese fondo y durante los próximos meses se procederá a recubrir el resto del estadio con las mismas. En el interior, el techo avanza a buen ritmo, del mismo modo que se sigue trabajando en el foso en el que se guardará el césped retráctil, una de las grandes novedades para el Bernabéu.

Ampliar
JESUS ALVAREZ ORIHUELADiarioAS

Las obras de reforma del estadio blanco comenzaron en el verano de 2019 y estaba previsto que se acabasen entre junio y octubre de 2022, pero las circunstancias obligaron a retrasar el plan, que ahora marca que estarán acabadas para el verano de 2023, con suerte. Pese a la pandemia y a que el Madrid jugó durante más de una temporada en Valdebebas, no se pudo hacer grandes avances en el estadio, pues la llegada de los materiales seguía un calendario preciso que no podía acelerarse de forma repentina. Sí pudo avanzarse bastante en los trabajos interiores.

Una obra de 800 millones de euros

Y en los últimos meses dos problemas han generado retrasos en las obras: el aumento de los precios, que ha encarecido mucho la adquisición de materiales, y la invasión de Rusia en Ucrania, pues el país ucranio es uno de los principales productores de acero del mundo y la escasez de esta aleación ha obligado a frenar ciertos procesos en el estadio, si bien se considera que el flujo de suministro ya está reestablecido en gran medida.

Para la realización de la reforma, el Real Madrid se endeudó en un primer momento por 575 millones de euros, en un préstamo que devolverá a partir de 2023 y hasta 2049, a un ritmo de 29,5 millones de euros al año. A eso luego sumó otros 225 millones no previstos inicialmente para la realización paralela de la obra necesaria para tener un césped retráctil que se apilará en el subsuelo del estadio, en un invernadero. El club blanco consideró vital añadir esta modificación, pues permitirá explotar económicamente el estadio prácticamente todos los días. El coste total de los préstamos que el Real Madrid ha pedido asciende a 800 millones.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?