NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID 4 - ESPANYOL 0

Bale explica su ausencia en el alirón: "Un espasmo en la espalda..."

El galés, baja por unas supuestas molestias en la espalda, no acudió al estadio y fue el único jugador que no celebró el título de Liga en el césped.

MadridActualizado a

El Real Madrid celebró el título de Liga logrado en el Santiago Bernabéu, tras una victoria contundente por 4-0 sobre el Espanyol, con una baja imprevista: la de Gareth Bale. El futbolista galés era baja en el encuentro por unas molestias en la espalda, pese a que había trabajado con normalidad en los días previos al duelo de este sábado, pero sí se esperaba su presencia en el estadio viendo el partido. No fue el caso, Bale no acudió al Bernabéu y no estuvo en el césped en el momento en que Marcelo y Benzema alzaron al cielo la Liga 35, ni en la fiesta posterior. La afición, cuando dijeron su nombre por megafonía como parte de los campeones ligueros, le dedicó algunos pitos. Todos los jugadores fueron ovacionados excepto el galés, aunque el cambio de sintonía fue fugaz, puesto que apenas había unos segundos entre una mención y otra.

El extremo quiso explicar su ausencia a través de su cuenta oficial de Twitter, con un mensaje de felicitación a sus compañeros, acompañado con una instantánea del resto de jugadores con la Liga 35, en el que lamentaba no haber podido tomar parte en el festejo: "Estoy muy decepcionado por no poder participar en las celebraciones de esta noche debido a un espasmo en la espalda, pero estoy muy orgulloso del equipo por haber ganado el título. ¡Disfrutad esta noche, chicos!".

La ausencia de Bale ya era polémica por ser la segunda vez en que ocurre algo parecido; ya el día del Clásico ante el Barcelona, que acabó en una contundente derrota por 0-4, el galés se cayó de la convocatoria el mismo día de partido por unas molestias en la espalda. Era un día, además, en el que tenía todas las papeletas para jugar, con Benzema lesionado; pero no estuvo y, días después, jugó sin problemas con Gales la repesca para ir al Mundial de Qatar, marcando además dos goles.

Bale ya se borró del Clásico

Bale se borró de aquel partido y la sensación general en el Madrid es que volvió a hacerlo ante el Espanyol. Jugó unos minutos contra el Getafe en casa y fue fuertemente pitado por la grada, a lo que él respondió con una sonrisa burlona. El británico está a punto de acabar su contrato con el club blanco y la afición madridista no le perdona sus últimos años de indolencia, en los que ha dado prioridad claramente a su selección antes que al club que le paga, y muy bien: es el mejor pagado de la plantilla, con un salario de 30 millones brutos por temporada.

Durante la etapa de Zidane, el código interno del Madrid obligaba a que los jugadores no convocados para jugar acudiesen al estadio y presenciasen el partido allí; no hay constancia de que eso haya cambiado, por lo que Bale debería haber estado en el césped celebrando la Liga 35 del Madrid. Pero en el club blanco consideran que Bale ya es pasado y no se quieren enredar con polémicas en torno al galés; esperan a que llegue el 30 de junio para despedirle con los honores de un jugador que fue fundamental en la consecución de cuatro Champions en cinco años, pero cuya etapa final ha dejado mucho que desear. 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?