NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RACING 4 - CULTURAL 0

El Racing aplasta a la Cultural

Sotres impidió que la Cultural regresara a León con una goleada escandalosa en el mayor recital de fútbol ofensivo del Racing, con tres goles de Cedric

SantanderActualizado a

El Racing abre brecha a lo grande. Los tres puntos que sumó esta noche frente a la Cultural son el justo premio, escaso si se permite la hipérbole, al tremendo partido que firmó desde que el árbitro pitó el inicio del choque. Acabó con una goleada más que significativa, pero en vez de cuatro pudieron ser seis. U ocho. La Cultural fue, ante el descorche futbolístico local, un equipo muy menor: en defensa fue un desastre, el centro del campo resultó superado y arriba no existió.

A las siete en punto de la tarde se desató en El Sardinero una galerna. No fue la primera, claro, pero en esta las olas rompieron todas dentro del estadio, y no en la playa. El Racing pasó por encima a la Cultural de tal manera, con agresividad, velocidad, precisión, remate..., que a los 8' ya llevaba dos a cero en el luminoso y eso que en la primera jugada del partido ya hizo Sotres un gran paradón a Cedric. A la media hora, la verdad, parecía un milagro que los leoneses no hubieran encajado ya media docena. Buena culpa de ello la tuvo Dani Sotres, el único de los suyos que compareció a la hora. Su duelo con Cedric, en vena rematadora, fue espectacular.

Ampliar
Nacho CuberoAS

 El último cuarto de hora de la primera mitad ya fue más el partido que se esperaba, con el balón dividido y escasas llegadas a las áreas, aunque justo es anotar otro paradón para enmarcar para el portero de Santiago de Cudeyo: una mano prodigiosa abajo a un cabezazo venenoso de su némesis de esta noche, Cedric. Los de Curro Torres bastante tuvieron con irse vivos al descanso.

La segunda parte fue otra cosa. El Racing pasó del modo recital al modo fútbol-control y el juego ya fue más discreto por parte local y menos angustiante para los de Curro Torres. Con Tienza e Íñigo esta vez rebañando todos los balones en el centro del campo, Pablo Torre se situó en sus inmediaciones dispuesto a meter balones en profundidad a Cedric o a Soko para matar el partido de una contra. Era cuestión de tiempo que llegara la puntilla..., y la puso de nuevo Cedric Omoigui, con una de las especialidades de la casa, la media vuelta con un control orientado y remate al largo. Soberbio gol de nuevo.

Los últimos minutos, con el marcador sentenciado y el carrusel de cambios, fueron una fiesta en la grada y un dejarse ir en el campo. El Racing no quería hacer más gasto del necesario y no necesitaba sangre, mientras que la Cultural solo pensaba ya en el siguiente partido. Tan desastroso fue el partido culturalista, arrollado de manera inmisericorde por un gran Racing, que su entrenador, Curro Torres, empezó su comparecencia en sala de prensa pidiendo perdón a la afición. No fue para menos. A la del Racing no hacía falta decirle nada porque se marcharon para casa con la sonrisa de oreja a oreja y pensando en el ascenso. Queda mucho, pero la renta sobre el segundo está ya en tres puntos, más el golaveraje. No está mal.

Ampliar
Nacho CuberoAS
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?