REAL MADRID

Fin al misterio: "Bale tiene un problema en la espalda"

Ancelotti reveló en rueda de prensa el problema que impide jugar al galés y no garantizó que pueda viajar a Arabia Saudí para la Supercopa de España.

Madrid
0

Fin al misterio, al fin se sabe qué es lo que impide a Gareth Bale jugar con el Real Madrid. Carlo Ancelotti dio detalles en la rueda de prensa previa al duelo contra el Valencia de este sábado en el Santiago Bernabéu (21:00 horas) sobre los problemas físicos del galés, que este viernes trabajó en solitario sobre el césped de Valdebebas, tocando balón, pero sin interactuar con sus compañeros y a un ritmo inferior.

"No sabemos aún si podrá estar en la Supercopa, no está disponible para el Valencia. Tenemos que valorar lo de Bale. Tiene un problema en la espalda, está algo cargada. No puede empujar al 100%, hasta entonces no se puede usar", reveló Ancelotti. El Madrid no ha emitido parte médico relativo a Bale, aunque muy probablemente se deba a que el galés ha pedido que sus informes médicos no sean públicos (ya sucedió en el pasado), algo a lo que el club siempre accede.

Cabe recordar que, al poco de llegar al Real Madrid, el club blanco emitió un comunicado en el que admitió que Bale sufría "una pequeña protrusión discal crónica, sumamente frecuente entre los futbolistas", como desmentido a una información de 'Marca' que explicó que había llegado del Tottenham sufriendo una hernia. La realidad es que la espalda no ha sido un motivo recurrente de lesiones para Bale: no ha tenido ninguna en esa zona con el Madrid, sí estuvo un mes de baja por problemas de espalda en el Tottenham, en enero de 2011.

Bale, desaparecido y en caída libre

Sea como fuere, la realidad es que Bale apenas lleva 193 minutos esta temporada, en los que ha marcado un gol en casa del Levante. Fue titular en los tres primeros partidos de la temporada, ante Alavés, Levante y Betis. El 28 de agosto jugó sus últimos minutos con el Real Madrid en el Benito Villamarín; más de cuatro meses después, se le sigue esperando. Sí que jugó con su selección, a principios de septiembre y a mediados de noviembre. Forzó para intentar sacar billete directo para el Mundial y recayó. Y en el club blanco ya saben que en marzo hará lo mismo para la repesca europea de cara a Qatar 2022...

Bale está disfrutando de sus últimos seis meses de contrato con el Real Madrid. El club trató de encontrarle equipo año tras año, sin éxito, pues su enorme salario (30 millones brutos por temporada) impedía que hubiese pretendientes viables. En sus primeros años ganó cuatro Copas de Europa y en casi todas tuvo un peso específico, pero desde 2018 entró en depresión. Y el mercado así lo ha visto también: cuando llegó al Madrid en 2013, su valor era de 65 millones, llegó a escalar hasta los 90 millones y ahora se ha quedado en apenas cinco millones.