GRUPO E | BARCELONA 0-BENFICA 0

1x1 del Barcelona ante el Benfica: Araújo es el nuevo Puyol

El central uruguayo no sólo contagia a sus compañeros y las gradas por su espíritu ganador y liderazgo, sino que además en el campo es capaz de hacer de todo...

0

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en el empate ante el Benfica en el Camp Nou.

Ter Stegen: Sigue en estado de gracia desde que llegó Xavi. Paradón descomunal el que se sacó de la manga, en la misma línea de gol a un remate de cabeza a bocajarro de Yaremchuk. En el último suspiro volvió a aliarse con la fortuna, ya que en un uno contra uno con Seferovic, el delantero se quedó solo, aprovechando un rebote y envió incomprensiblemente el balón fuera. Como siempre, acertado en la salida de balón con los pies.

Araújo: Inconmensurable. Y no sólo por el recital defensivo, completando un partido espectacular gracias a su poderío, fortaleza y capacidad de anticipación, sino que hasta se atrevió a subir al ataque, desbordando por la banda, centrando al área y hasta marcando un extraordinario gol, que fue anulado por unos centímetros adelantado. Además se atrevió a chutar otra vez a puerta, con un remate muy ajustado. Abandonó el campo con rampas tras un esfuerzo descomunal. Lo más parecido que ha tenido el Barça a Puyol desde hace años.

Piqué: El veterano central sigue cumpliendo con creces. Bien posicionado, aprovechando su capacidad de anticipación y fortaleza física. Tuvo un duelo espectacular con el ucraniano Yaremchuk, del que salió claramente vencedor. Tantas chispas saltaron en el campo que al final acabó viendo la amarilla. Los últimos minutos los acabó jugando de palomero, pero con escaso éxito. En todo caso, un partido para aplaudir el suyo.

Lenglet: Muy irregular. Se le vio inseguro y blando, perdiendo innumerables balones en la salida de balón. Everton le hizo un traje en la primera parte. El peor del partido y con diferencia. Ahora misma está lejos de su mejor nivel.

Sergio Busquets: Otro partido para enmarcar del capitán. Sin fisuras, jugando siempre con criterio, asociándose con el compañero libre y recuperando decenas de balones. Está en un momento excepcional. Por poner un pero, a veces sus pases largos entre líneas no son del todo precisos.

Nico: De más a menos. Su primera parte fue simplemente espectacular. Se movió en el campo con la precisión de un cirujano, haciendo ir de bólido al rival. Sin embargo, tras el descanso, perdió un poco de fuelle y ya apareció menos. En todo caso, otro partido para afianzarse con pegamento al primer equipo.

Frenkie de Jong: El holandés nos dejó un tanto perplejos, ya que combinó acciones de gran mérito, sobre todo por su capacidad de romper líneas en conducción, con otras mucho más mediocres, desapareciendo a veces en el campo. No se le puede negar que siempre dio la cara y que derrochó un gran esfuerzo durante todo el partido. Tuvo una enorme ocasión de cabeza tras un gran desborde y centro de Dembélé que despejó el portero del Benfica ‘in extremis’.

Gavi: Este chaval de 17 años juega como un veterano. Regaló jugadas tan extraordinarias que hasta las gradas reconocieron su excelencia coreando su nombre. Es un ejemplo en todos los sentidos. Luis Enrique le encumbró y Xavi le va a convertir en un ‘top 3’ mundial en dos o tres años. Desequilibrante y poderoso, jugó como interior, dando una clase magistral en todos los sentidos. Hasta intentó ver puerta con un remate duro, pero se le fue muy lejos.

Demir: Empezó un poco tímido, pero poco a poco se fue creciendo y hasta llegó a encarar a Grimaldo en la banda derecha. Tras un primer remate peligroso, que se le fue escorado, realizó una enorme jugada que acabó con un balón de rosca que se estrelló en la escuadra. Fue el primer cambio de Xavi, siendo sustituido por Dembélé en el minuto 65.

Memphis: Luces y sombras en su juego. Bien a la hora de descargar el balón y buscar salida en asociación, pero menos afortunado de cara a gol, donde apenas tuvo ocasiones, y las pocas que contó las desaprovechó. Al delantero holandés le falta un hervor para acabar de hacer un partido redondo con la camiseta blaugrana.

Alba: Jugó más adelantado, prácticamente de extremo zurdo, aunque no pudo aportar desequilibrio. El internacional lo dio todo y no se amilanó en ningún momento. Tuvo una gran ocasión tras un gran pase de Nico, pero el meta griego del Benfica estuvo muy atento, despejando el balón.

Sustituciones

Dembélé: Su entrada en el campo fue una auténtica explosión de oxígeno para el equipo. Desbordó desde la banda derecha, creando un sinfín de ocasiones, gracias a su velocidad y capacidad de desborde. Lo mejor del partido, aparte de su excelente nivel, es que parece que acabó sin resentirse de la lesión.

Eric Garcia: Sustituyó a un mal Lenglet. Lo hizo todo bien, aunque sólo tuvo poco más de cinco minutos en el campo.

Dest: Xavi le puso en la banda izquierda como extremo. Tocó algún balón, pero sin aportar mucho más.