GRANADA 1-REAL MADRID 4

Aprobados y suspensos del Madrid contra el Granada

Partidazo de Kroos, con un 97% de acierto en el pase y dos asistencias. Asensio se sube al tren definitivamente y buena segunda parte de Vinicius.

0

Courtois: tuvo que intervenir en dos ocasiones, y una fue decisiva. Una mano abajo para evitar el gol en propia de Casemiro. Ya al final, con el encuentro solucionado, hizo un paradón para evitar el segundo del rival. El resto del partido fue relativamente plácido incluso en salida de balón, donde no tuvo que intervenir demasiado. No pudo hacer nada en el gol del Granada más que quejarse de sus compañeros y con razón.

Carvajal: cuando el de Leganés está, se nota en todas las fases del juego. En defensa, su banda es mucho más sólida y el equipo presiona de manera más eficaz. En ataque, sus incorporaciones suelen llevar peligro. Fue de lo mejor del Madrid en Los Cármenes y, lo mejor para el equipo, lleva casi un mes sin problemas musculares.

Nacho: empezó bien, contundente y marcando el segundo gol gracias a una buena jugada ensayada y aprovechando la ‘caraja’ rival. Estaba aprovechando la titularidad que Ancelotti le había concedido seis partidos después. Sin embargo, el gol del Granada llega, en parte, por su culpa, girándose y perdiendo de vista la pelota en el disparo de Luis Suárez. Después, sufrió con el colombiano en varias fases del encuentro. Si quiere pelear por un puesto en el once, tendrá que ser más contundente.

Alaba: masterclass del austriaco en Granada. Lo hizo absolutamente todo bien. Empezó evitando dos goles del rival con sendas intercepciones. Anticipó varias jugadas peligrosas gracias a su gran lectura de juego. Y con balón, no cometió ni el más mínimo error. Es el jefe absoluto de la retaguardia blanca y, a este nivel, lo será durante muchos años.

Mendy: es un jugador difícilmente sustituible para el cuerpo técnico. Su potencia física lo convierte en un futbolista superior y el Granada lo sufrió. No pudo entrar ni una sola vez por su lado. Esto lo mezcló, como es habitual en él, con buenas combinaciones en ataque. Cerró su buena actuación con su primero gol de la temporada, incorporandose con fuerza desde atrás y definiendo con la derecha.

Casemiro: el brasileño sigue pecando de poco contundente en defensa. En la primera parte, cuando más apretó el Granada, sufrió para recuperar la pelota y llegó tarde en más de una ocasión. No está tan rapido como otras temporadas Solucionó la papeleta en la segunda mitad, cuando el equipo estuvo más cómodo. Para enmarcar su asistencia a Mendy en el cuarto tanto de los blancos.

Kroos: es un reloj y su acierto en el pase lo demuestra: 74 buenos de 76 intentados. Se trata de un 97,4% de acierto 44 de ellos fueron en campo contrario. En los primeros 25 minutos contra el Granada ya llevaba dos asistencias. La primera, de mucha clase viendo el movimiento de Asensio. La segunda, aprovechando la pasividad del rival. El haberse retirado de la selección es una bendición para Ancelotti, que necesita al mediocampista sano y descansado en este importante tramo de la temporada. Para darle aún más respiro, lo sustituyó en el tramo final del encuentro.

Modric: partidos como este hacen pensar que podrá jugar hasta los 40 años. Es cierto que, físicamente, le cuesta mantener el nivel durante los 90 minutos, pero es que tapa ese defecto adaptándose a cada momento y dándole al equipo lo que necesita dentro de sus posibilidades. Para eso, utiliza su talento infinito. En Los Cármenes dejó varios detalles de su clase.

Asensio: el balear se ha subido al tren definitivamente. Partido de diez en el que abrió la lata con un movimiento inteligente para romper a toda la defensa rival, una conducción a toda velocidad y acabar definiendo con sutileza. Trabajó mucho en defensa, robando varios balones, y dejó varios adornos para demostrar que tiene la confianza por las nubes. Sus últimos partidos lo colocan como titular en el extremo diestro, aunque con el regreso de Rodrygo, vuelve su principal rival por el puesto.

Vinicius: cara y cruz para el brasileño. Su primera parte fue desastrosa, incapaz de entrar en el ritmo del partido (a pesar de que no era demasiado alto) y perdiendo demasiados balones que no debía. Daba la sensación de que estaba cansado después de jugar con Brasil. Lo arregló todo en una gran segunda parte, en la que fue el jugador más desequilibrante de los blancos (una vez más) y acabó sumando un nuevo gol a sus números. Provocó la roja de Monchu, que pudo hacerle mucho daño.

Benzema: partido errático del francés, que lo intento con insistencia, pero sin acierto. Incluso pecó de ‘chupon’ en un par de ocasiones, pecado de gran delantero. Donde mejor estuvo fue lanzando algunas contras del Madrid, encontrando con rapidez a sus compañeros. Como siempre, dejó un detalle maravilloso en el gol de Vini, aguantando la llegada de sus compañeros y dejándoles el gol en bandeja.

Sustituciones

Rodrygo: magnífico regreso del brasileño, al que solo le faltó el gol. Aprovechó cada una de las pelotas que recibió. Su vuelta aumentará la competencia arriba, aspecto muy positivo para el cuerpo técnico. Eso sí, si quiere entrar en el once, deberá aprovechar sus ocasiones para marcar.

Camavinga: entró diez minutos y no tuvo tiempo de lucirse. Se limitó a ayudar al equipo en el repliegue y la presión.

Isco: el malagueño jugó un ratito, pero sin dejar huella. No se le ve demasiado contento disputando tan pocos minutos.

Jovic: el serbio se tiene que quedar con que entró al campo antes que Mariano. Es una buena señal. Jugó poco y no tuvo ocasiones para marcar su primer gol de la temporada.

Vallejo: segundo partido para el zaragozano que se llevó la ovación de la grada. En Granada guardan muy buen recuerdo de su año y medio allí.