BARCELONA

Ansu, la esperanza del Barça en la semana del Clásico

Sus chispazos, el gol y el penalti que provocó ante el Valencia llenan de ilusión al barcelonismo antes del Dinamo y el Madrid, La gestión de los minutos de Koeman esta semana, básica. La renovación no parece inminente

0

Ansu volvió a dejar otra estampa para el recuerdo contra el Valencia. Su golazo, con un toque sólo al alcance de los elegidos, levantó al Barça, que se había metido en un problema con el 0-1 de Gayá. Todavía debe consolidar su carrera, pero es obvio que tiene la magia de los elegidos y que, con continuidad, va a convertirse en el jugador franquicia del Barça. Además del gol, el segundo que hace esta temporada después del de su regreso contra el Levante, estuvo en el sitio exacto para forzar el penalti de Gayá en la jugada del 2-1 y casi hace otro gol en la segunda parte. Su disparo, esta vez sí, fue contestado por Cillessen.

Los chispazos de Ansu son la esperanza del Barça para la semana del Clásico, que tiene trampa porque este miércoles los azulgrana se juegan, literalmente, la clasificación para octavos en la Champions. Está obligado a ganar al Dinamo de Kiev, así que aunque Koeman dijese anoche que hay "un plan" para Ansu y que la hora que jugó estaba pactada, pocos dudan de que Ansu será titular contra los ucranianos aunque el Madrid espere el domingo a las 16:15 horas. Otra cosa es que, como parte de ese plan, el delantero de Bissau repita 60 minutos.

Durante el partido quedó claro que Ansu todavía no está al cien por cien. Perdió 17 balones en 60 minutos (sólo Memphis perdió más, 19, pero en 90') y, sobre todo, le faltó algo de chispa en varios unos contra uno. Él mismo lo notó. Ahí todavía le falta confianza. Todo eso, sin embargo, se compensa en este Barça porque su presencia pesa más que ninguna. Nadie tiene su capacidad para definir, lo que le convierten ya en indiscutible y en jugador referente.

Posiblemente, Ansu no llegue al cien por cien al Clásico de este domingo, pero es la gran esperanza del barcelonismo, que también salió satisfecho del Camp Nou por su entendimiento con Memphis. "Los dos pueden jugar en la banda, pueden jugar por el centro. Y tienen libertad para intercambiar posiciones. Sí, son complementarios", explicó Koeman al final del partido ante el Valencia .

De fondo está el asunto de la ampliación de su contrato. El Barça quería cerrarla antes del Clásico de este sábado, pero podría no ser inminente, más después del pinchazo en la Asamblea de Laporta, que tendrá que centrarse en la segunda parte de la misma. Jorge Mendes también pretende pausar los tiempos, aunque el club azulgrana cree tener bien atada la opción de la ampliación unilateral hasta 2024 si el asunto se complicase. Ansu, no obstante, quiere seguir en el Barça. Es la gran esperanza azulgrana.