BARCELONA

Eric, otro caso Busquets

Expulsado ante Athletic y Benfica, señalado ante el Bayern, el central juega mejor con la Selección que con el Barça. Ante el Valencia, será titular tras la lesión de Araújo.

0

Eric Garcia ha sido uno de los jugadores más discutidos del Barça en el inicio de temporada. Fichado a coste cero, pero por decisión absolutamente personal del jugador, que se desnudó ante Guardiola para decirle que él sólo quería volver a vestir la camiseta azulgrana, todos tienen claro que es un central para años en Can Barça. El comienzo, sin embargo, está siendo difícil.

El caso de Eric se parece peligrosamente al de Sergio Busquets. Mientras en la Selección ha estado notable en la Eurocopa, sobresaliente en los Juegos, y el pasado domingo aguantó todas las acometidas de los delanteros franceses hasta que una de las decisiones con menos pies y cabeza de la historia del fútbol después del VAR acabó con la Selección en San Siro; en el Barça ha rozado el desastre, salvo en el debut contra la Real. Devastado por los Williams, fue expulsado en San Mamés. Contra el Bayern, un gesto indebido suyo después de un disparo de Müller terminó en el 0-1, aunque la culpa de ese gol la comparte con un portero, Ter Stegen, que se tiró antes de la cuenta. Finalmente, el día del Benfica estuvo blando ante Darwin en el 1-0, sufrió la pequeña humillación de tener que cambiar de perfil en la defensa de tres para no exponerse más ante el delantero; y, finalmente, fue expulsado, lo que le impedirá jugar contra el Dinamo de Kiev este miércoles.

Sin embargo, la lesión de Araújo le va a dar revancha y Eric va a poder ser titular este domingo contra el Valencia. Es fácil pensar que Eric pueda tener un problema similar al de Busquets en la Selección. Acostumbrado a la forma de vida en el City, y ahora con Luis Enrique, el central no tiene ningún temor en adelantar su posición para que la presión sea compacta. Con Laporte, no tuvo ningún problema ante Francia. Con Piqué de compañero de baile en el Barça le está costando. Veterano, Piqué intenta protegerse para no descubrir sus limitaciones actuales en velocidad. Eso termina por lastrar al resto de jugadores que van 'a la verdad' en la presón. Eric no estaba en el Wanda, pero ese fue el problema del Barça en el 1-0 del Atlético. Este domingo, es posible que repita con Piqué como pareja de baile. Eric tiene ante sí la oportunidad de revancha exprés. En un momento oportuno, además, porque puede ser el momento perfecto para ganarse un sitio para el Clásico, ya que no podrá jugar en Champions. Por cómo se expresa y cómo siente el fútbol y el club, la afición tiene tantas ganas o más que él de que le vaya bien el fin de semana.