NATIONS LEAGUE | ITALIA - ESPAÑA

Las confesiones de Cannavaro antes del Italia-España: Ancelotti, Barça, Luis Enrique, Italia...

El exjugador italiano (Nápoles, 19 de septiembre de 1973) vuelve a Europa tras su aventura china. En San Siro no ve favoritos en la semifinal de la Nations League.

0

Fabio Cannavaro ha vuelto para quedarse. Tras las aventuras en Guangzhou, Al-Nassr, Tianjin Quanjian y China, el exdefensa quiere seguir su carrera de entrenador en el Viejo Continente. El exmadridista habló con AS de su momento y del partidazo de esta noche, en el que no ve a un claro favorito: “La racha azzurra habla claro, pero romperla será una motivación más para la Roja”.

Bienvenido de vuelta, Fabio.

Ya era hora. No fue por razones económicas: la situación, con los protocolos anti-covid, era insostenible. Estuve demasiados meses sin ver a mi familia.

¿Qué le dejó esa aventura?

Estuve varios años ahí en un club fuerte, jugando la Champions, y ordené mis ideas de fútbol. Mis equipos son ofensivos, marcaron muchos goles, pero también lograron tener una gran defensa. Soy muy exigente.

Dijo que algún día le gustaría entrenar al Nápoles o a Italia…

Son parte de mi historia y me encantaría, pero mi prioridad es entrenar en Europa: no cierro ninguna puerta.

¿Nunca piensa en volver al Madrid?

Bueno, claro (ríe). Soy ambicioso, no me pongo límites. Ahí fui muy feliz, me encontré con un equipo extraordinario en una ciudad hermosa. Me esperaron tres meses por mis problemas físicos, volví y ganamos dos Ligas.

Pepe contó que una vez le hizo pasar vergüenza…

Es que me trataba de usted y me llamaba “Cannavaro”. Una vez le dije, muy serio, “oye, me llamo Fabio”. Marcelo estaba a mi lado y se partió de la risa... Eran todos pequeños, pero se notaba que eran predestinados. A Ramos yo siempre le comparé con Maldini y al final tuve razón. Me dio pena ver que dejó el Madrid.

Ahora ahí está otro amigo suyo, Ancelotti.

En su primer Madrid tenía que gestionar a varios campeones. Ahora tiene a un equipo fuerte, pero es una tarea mucho más complicada.

Para complicado, el momento del Barça.

Sin Messi, es todo más difícil. El entrenador será fundamental. He leído lo de Pirlo, pero creo que llamarán a Xavi. Hace falta alguien que conozca los valores del club.

Un Italia-España siempre es especial. Usted se perdió el de la Eurocopa 2008 por lesión. Igual habría cambiado la historia…

No lo sé. Nadie, Maradona aparte, gana solo. España no estaba consciente de la fuerza que siempre tuvo, aquella generación logró dar el paso.

¿Qué se espera para el partido?

Lo de siempre: España quedándose con el balón, Italia capaz de marcar dos goles con una ocasión (ríe).

¿Se esperaba la obra maestra de Mancini?

No. Sé que hay jóvenes muy buenos, creía que habrían crecido con el paso del tiempo, pero Roberto no necesitó esperar.

¿Le gusta Luis Enrique?

Tiene sus ideas y hay que respetarle. Sus equipos siempre proponen un fútbol interesante, ves su mano. Le criticaron por no convocar a Ramos, pero creo que Sergio todavía tiene problemas físicos. Igual tenía razón.

Por último: ¿Jorginho será su heredero italiano para el Balón de Oro?

Por títulos los merecería, pero no será fácil. Cuando lo gané yo, Messi y Cristiano no estaban.