INGLATERRA

"No poner a Cristiano de titular es una ofensa digna de despido"

Gabby Agbonlahor no entendió la suplencia del portugués contra el Everton y lo dejó claro en 'talkSPORT'. Además, cargó contra un Solskjaer que ya está discutido.

0
"No poner a Cristiano de titular es una ofensa digna de despido"
PHIL NOBLE REUTERS

El verano del United vino acompañado de ilusión y, por supuesto, expectativas. Fichar a Varane, Sancho y Cristiano Ronaldo de una tacada es un arma de doble filo. Ole Gunnar Solskjaer era consciente y ya está experimentando las primeras consecuencias. No son pocas las voces que claman que el noruego no es el adecuado para llevar a la gloria al plantel mancuniano y la eliminación en la Carabao, las derrotas ante el Young Boys (Champions) y el Aston Villa en Old Trafford dejaron un poso amargo que el empate de este fin de semana contra el Everton (1-1) ha intensificado aún más.

A pesar de que Solskjaer dio sus explicaciones, el torrente de críticas no ha cesado, y muchas señalan a su decisión de dejar a Cristiano Ronaldo en el banquillo contra los de Benítez. Uno de los últimos en sumarse a la corriente negativa contra Ole ha sido Gabby Agbonlahor. El exdelantero del Aston Villa, ya retirado, considera que el técnico cometió un error imperdonable. "No poner a Cristiano de inicio debe ser causa de despido. Para ganarle al Everton necesitas a tu equipo más fuerte. Ahora te vas a una pausa internacional, no es que tuviera que encadenar más partidos esta semana. Ahora envía a Ronaldo frustrado con su selección. Él debería haber jugado y Pogba y Lingard, también", dijo el exjugador en 'talkSPORT'.

Cinco estrellas molestas

Para más inri, según el Telegraph, las caras largas contra el noruego no solamente llegaron desde fuera de la entidad. Tras el partido, hasta cinco jugadores estaban enfadados con Ole, por unas u otras razones: Cristiano Ronaldo, Pogba, De Gea, Sancho y Van de Beek. Los dos primeros, suplentes, acabaron muy molestos por dejarse atrás otros dos puntos; el cuarto, llegado entre campanillas, no está feliz con jugar en la izquierda y ser suplente habitual.

Van de Beek, por su parte, está frustrado por su falta de oportunidades. Mientras que De Gea, por último, terminó el choque decepcionado y contrariado, y así se lo hizo saber a sus compañeros. De momento, a pesar del runrún, Solskjaer tiene el apoyo de Ed Woorward y la zona noble del United, pero más pinchazos pueden precipitar los acontecimientos...