FÚTBOL

La sanción puede ser ejemplar y lo supo según la armó: la agresión es incomprensible

Biliński, que milita en la Primera División Polaca, perdió los papeles tras este mano a mano y le propinó una patada en la cara al portero rival. Le costó la roja directa.

AStv