ATLÉTICO DE MADRID

La RFEF abre expediente a Fernando Torres

Miguel Galán denunció ante la RFEF al Niño y a Ricardo Ortega porque entiende que el primero dirige al Juvenil sin título y el segundo "pone el carné".

0

La RFEF ha admitido a trámite la denuncia de Miguel Galán contra Fernando Torres, según avanza IUSPORT. En un fragmento de la resolución a la que ha tenido acceso el portal, el Juez de Competición "acuerda la práctica de información reservada" y requiere a Fernando Torres, Ricardo Ortega y el Atlético de Madrid diez días hábiles para responder a la acusación.

La etapa de Fernando Torres en el Juvenil A del Atlético puede sufrir contratiempos próximamente. O eso es lo que espera Miguel Galán, presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol de España (CENAFE), que entiende que El Niño no tiene la titulación necesaria para ejercer en su puesto y ya ha presentado una denuncia ante la RFEF a la que ha tenido acceso AS. En ella reclama una sanción tanto a Torres, segundo entrenador, como a Ricardo Ortega, el primero. Y pone como ejemplo el caso de Zidane con el Castilla en 2014.

Galán advirtió al Atlético de la infracción, pero el club rojiblanco se defendió argumentando, mediante un comunicado, que no había nada incorrecto, pues Fernando Torres no es el primer entrenador del Juvenil, sino el segundo, y para ello sí tiene la titulación requerida. El exdelantero tiene el título UEFA ‘A’, y puede ser entrenador auxiliar. Para ser el titular necesita el nivel 3, para el que se está preparando.

Sin embargo, esto no convenció a Galán, que entiende que es una rectificación sobre la marcha y una treta, según las palabras que incluye en la denuncia: "Este reparto de funciones sólo existe sobre el papel. La realidad es justo la inversa: el Sr. Torres está ejerciendo como primer entrenador del Atlético de Madrid Juvenil división de Honor, mientras que la labor de Sr. Ortega se reduce básicamente a lo que popularmente se denomina 'poner el carné', dicho sea con todos los respetos para mi compañero de profesión". Para reforzar este argumento, adjunta a la denuncia vídeos de Torres durante partidos y entrenamientos.

Y el denunciante ve, además, que la situación es idéntica a la de Zinedine Zidane cuando se hizo cargo del Castilla, entonces como segundo de Santiago Sánchez. Galán también presentó una denuncia "por ejercer en Segunda B sin la titulación requerida. "El Juez Único de Competición, Francisco Rubio, decidió sancionar con tres meses de suspensión a Zidane y con igual periodo a su compañero Santiago Sánchez, por ceder el título para que otra persona desempeñe las funciones de entrenador", recuerda en la denuncia.

Por ello, aduce que si Competición no actúa de la misma manera se producirá un agravio comparativo y que debe castigar aplicando el artículo 104 del Código Disciplinario, el relativo a Infracciones de los Entrenadores. Este dice:

"1. Son faltas específicas de los entrenadores:
a) Prestar o ceder el título, o permitir que persona distinta ejerza funciones de entrenador; y desarrollar las mismas, dentro del club al que se prestan servicios, con mayor responsabilidad o superior categoría de las pactadas.
b) Recibir, prestado o cedido, un título para entrenar".

2. El autor responsable de esta clase de hechos, será sancionado con suspensión de cuatro a veinte partidos o de uno a seis meses".

Miguel Galán habla con dureza al Atlético de Madrid en la denuncia y también da un toque a la propia Federación: "Que el Atlético de Madrid sea una de las instituciones más reconocidas del mundo y el Sr. Torres uno de los símbolos de este deporte no les exime de cumplir las normas que nos vinculan a todos. Estoy convencido de que si estos hechos afectaran a un equipo modesto y a un entrenador sin pedigrí, la norma habría caído sobre ellos desde el inicio de la pretemporada. Incluso, posiblemente, esta Federación habría actuado de oficio".