SELECCIÓN

"¿Por qué dice equipo local para referirse a Kosovo?"

Un periodista kosovar le inquiere al jefe de Prensa de la Selección por la razón por la que se refiere al rival como "equipo local". España no reconoce a Kosovo como nación.

AStv / Joaquín Maroto

Durante la conferencia de Sarabia, y en el turno de preguntas de la prensa kosovar, un periodista le preguntó al jefe de prensa de la Federación, Pablo García-Cuervo, la razón por la que se refirió a Kosovo como "equipo local" y no por el nombre de la autoproclamada república, que España sigue sin reconocer como país. García-Cuervo salió del apuro con torería: "Yo no he venido aquí a responder preguntas, no soy yo el que está dando una rueda de Prensa". Pablo Sarabia, sentado al lado del jefe de prensa, no daba crédito. Los periodistas españoles, tampoco: "en España referirse al equipo local no es peyorativo, es la forma habitual de referirse al equipo que juega en casa", se le explicó al compañero kosovar que, al término de la comparecencia, seguía dándole vueltas al asunto. "No cuesta tanto referirse a mi país por su nombre: Kosovo", insistió.

 La Federación (RFEF) ya tuvo un roce con su igual de Kosovo porque no se les dio el trato de nación que ellos esperaban en el partido de ida, celebrado el 31 de marzo en Sevilla. Fuentes de la RFEF explicaron entonces a este periódico que "se han seguido las instrucciones que ha marcado desde el Gobierno".

España es uno de los cinco únicos países de Europa junto con Eslovaquia, Grecia, Rumanía y Chipre que no lo reconocen como nación. Además, el nuestro es el único país de la Unión Europea que no admite el pasaporte kosovar para obtener el visado para la 'zona Schengen'. Más allá de la negativa de España a reconocerles como nación, en Kosovo ha molestado también que en los medios de comunicación públicos de nuestro país se refieran a ellos como Federación de Kosovo, evitando en todo momento otorgarles el estatus de país, algo que tampoco hacen otros 90 países de la ONU, Rusia y China entre otros, aunque sí lo hace Estados Unidos, que tiene en Pristina su mayor base militar en Europa.