REAL MADRID

El renacimiento de Jovic

El serbio sube su moral marcando con su selección y agradece la confianza de Ancelotti y del club, que apostó claramente por la salida de Mariano.

Madrid
0

Este inicio de temporada lo vive Luka Jovic como un renacer de sus posibilidades como jugador del Real Madrid. El serbio se marchó a la convocatoria de su selección nacional sabiendo que Carlo Ancelotti tiene un lugar para él en sus planes y a la mínima oportunidad el delantero demostró que no se le ha olvidado anotar: hizo el 0-2 en el amistoso entre Qatar y Serbia (finalizó 0-4), con una maniobra interesante. Recibió en carrera, con una serie de recortes hacia adentro limpió a dos defensas rivales y luego engañó al portero rematando con la izquierda al palo más cercano, cuando este esperaba con golpeó largo a su derecha. 

Un buen gol para recordarle al mundo que sigue teniendo en sus piernas y en su cabeza las cualidades por las que el Madrid le reclutó en 2019, procedente del Eintracht de Frankfurt a cambio de 60 millones de euros. Y este sábado salió al final del encuentro ante Luxemburgo y dio la asistencia para el cuarto gol de su selección, obra de Milenkovic.

En la campaña 2018-19 explotó en Alemania con 27 goles, metiendo a su equipo en la Europa League (le faltaron cuatro puntos para optar a la Champions) y llevándolo también ese curso hasta las semifinales del torneo europeo, donde cedió frente al Chelsea, a la postre campeón.

Su camino en el Madrid, sin embargo, no ha sido el esperado: apenas dos goles en 32 partidos en sus dos primeras campañas de blanco; a la mitad de la segunda se marchó cedido al Eintracht, donde empezó como un tiro, pero se apagó pronto. Este curso apenas ha dispuesto de nueve minutos (más las prolongaciones) en las tres primeras jornadas, pero poco le faltó para generar impacto: en casa del Levante aprovechó sus ocho minutos para rematar dos veces, una de las cuales casi acaba en gol, pero su cabezazo se encontró con el portero Aitor.

Llegó algo pasado de forma del verano, pero la pretemporada le permitió afinarse y ante Qatar con Serbia estuvo notable: un gol, dos ocasiones de gol generadas con sus pases, un 88% de acierto en sus desplazamientos de balón, dos regates buenos de tres intentados, siete duelos ganados y cuatro faltas provocadas. Ahora sólo le falta que Ancelotti le dé una oportunidad de verdad, algo que podría suceder en el retorno de este parón: llega la Champions, y por tanto los partidos cada tres o cuatro días, lo que obligará a Carletto a empezar a rotar. 

Jovic gana a Mariano

Lo que sí sabe Jovic, por boca de Ancelotti, es que ha ganado la partida a Mariano como primera opción del italiano a la hora de dar refresco a Benzema. Así se lo transmitió durante la pretemporada y así lo ha demostrado en las primeras jornadas de Liga. Además, el cierre del mercado de fichajes fue muy sintomático en este sentido. El Madrid buscó hasta el último momento una opción para sacar al hispano-dominicano, pero este desechó la posibilidad de jugar en el Rayo, cuando el acuerdo entre clubes ya era total.

Por contra, con Jovic ha habido desde el inicio el convencimiento de que podría brillar este curso de la mano de un nuevo técnico (con Zidane, la sintonía no era la mejor) y dando refresco a un Benzema demasiado acostumbrado a jugarlo todo y que este curso, además, vuelve a experimentar lo que es acudir convocado con la selección, lo que supone más carga física para él. El Eintracht y los dos equipos de Milán, tanto el Milan como el Inter, consultaron por su situación, pero se quedó y ahora espera el momento para empezar a justificar al fin la fuerte inversión que el Madrid hizo en él.