SORTEO CHAMPIONS LEAGUE

Cómo son los rivales del Madrid: Inter, Shakhtar y Sheriff

Nuevo enfrentamiento del Madrid con el Inter, peor equipo que el pasado curso sin Conte, Achraf y Lukaku. De Zerbi reinventa al Shkahtar y el Sheriff vive un sueño.

0

Inter Milán

Al Inter no le dio tiempo ni de celebrar el ansiado Scudetto que logró la pasada temporada once años después. El constructor del éxito (Conte) abandonó al momento, después marcharon Achraf (60 millones) y Lukaku (115). La grave crisis económica alteró el rumbo y obligó a dejar salir a varias de sus piezas más relevantes. Ha sido una revolución forzada que coloca al Inter de nuevo en una posición de teórica inferioridad. Ni mucho menos aparecía entre los rivales más temibles del primer bombo.

Por Conte llegó Inzaghi. Su trabajo en la Lazio resultó elogiable y se espera que dé con la tecla para preservar la talla competitiva del Inter. La pretemporada y el primer partido de Serie A ante el Genoa (4-0) sugiere que Inzaghi seguirá la línea marcada por Conte. El 1-3-1-4-2, con carrileros largos, jugadores de buen pie y amenaza ofensiva continua. Se le exige que remedie ciertos defectos en las transiciones defensivas y aporte un mayor empaque general al equipo en enfrentamientos de verdadera envergadura. Para ello contará con los fichajes de Dumfries (12,5, PSV), Darmian (2,5, Parma), Çalhanoglu (Milan), Correa (Lazio) y Dzeko (Roma). Pero, sobre todo, el Inter dependerá del buen hacer de Handanovic en la portería, el trío de centrales (Skriniar-De Vrij-Bastoni), el dinamismo de Barella y el peligro de Lautaro arriba. Brozovic seguirá como medio centro posicional en una medular que añorará la calidad en el golpeo de Eriksen tras el alarmante suceso que padeció en la Eurocopa. Çalhanoglu está llamado a coger el testigo creativo. Ante el Genoa respondió.

Al Inter le falta algún jugador todavía por traer y estará activo hasta última hora en el mercado. De acertar en estas incorporaciones debería poder asegurar una plaza en los octavos y pelear en el campeonato local para evitar que el título fuera un hecho episódico. Pero no se puede confiar. El Inter ya se la pegó la pasada campaña en la fase de grupos. Contra el Madrid precisamente. Quedó último de grrupo, sin el consuelo tampoco de la Europa League. Un precedente a tener cuenta.

Estrella: Lautaro Martínez (23 años)

Shakhtar Donetsk

Otro guiño del sorteo para el Madrid. Casi no se puede creer que el brasileño Shakhtar vaya a jugar la Champions. Después de eliminar al Genk con cierta solvencia en el primer cruce de la fase previa, debió caer ante el Mónaco. Había ganado 0-1 en tierras monegascas, pero fue ampliamente superado en la vuelta y solo la fortuna evitó la tragedia en la prórroga. Un inverosímil gol en propia puerta de Aguilar le benefició. De haber perdido, hubiese sido un estreno fatídico para De Zerbi. Al técnico italiano, máximo defensor del juego de posición, se le ha encargado la tarea de recuperar el trono en Ucrania y jugarle de tú a tú a los grandes europeos.

Su sugerente filosofía se ajusta a la interminable lista de jugadores brasileños del Shakhtar. Son 13 en total. En este mercado aterrizaron Pedrinho (Benfica) y el exbarcelonista Marlon, que estaba con De Zerbi en el Sassuolo. Junto al delantero Lassina Traoré (Ajax), la inversión se aproxima a los 40 millones de euros. Nunca ha faltado en el Shakhtar dinero, destinado casi siempre al jugador brasileño. Dodó es un lateral de largo recorrido, Marcos Antonio puede ser un centrocampista de magnitud y Teté aporta un gran desequilibrio. Pedrinho ha comenzado a lo grande, mientras el israelí Solomon es también un jugador a seguir y Lassina Traoré es una torre con un gran juego de espaldas. En cambio, Marlos y Taison, claves en cursos anteriores, han perdido ya peso y el goleador Junior Moraes acumula un largo tiempo lesionado. Como demostró mismamente ante el Madrid en la edición anterior, ganando los dos partidos, no se puede subestimar al Shakhtar en el aspecto ofensivo. Otro asunto bien distinto es su respuesta defensiva, empezando por la portería. Trubin ya dio el relevo al veterano Pyatov, que tuvo que asumir la titularidad en la vuelta contra el Mónaco. Pero el joven portero ofrece un rendimiento desigual. Su irregularidad es un reflejo de lo que es este Shakhtar a nivel colectivo.

Estrella: Marcos Antonio (21 años)

Sheriff

La comunidad futbolera ha mirado con admiración el histórico recorrido del Sheriff Tiraspol este verano. Por primera vez estará en la Champions tras eliminar al Teuta albano, Alashkert armenio, Estrella Roja y Dinamo Zagreb. Un equipo sin país, de la región no reconocida de Transnistria, que ha sido campeón hasta 19 veces en Moldavia. Fue creado por dos ex miembros de la KGB y mantiene su simbología soviética. De ahí que el contenido cultural e identitario del Sheriff sea mucho mayor que el interés futbolístico.

Pero el equipo de Yuryi Vernydub también se ha dejado notar por lo que hace en el campo. En los ocho partidos de clasificación apenas ha encajado dos goles. Uno de chilena ante el Alashkert y otro tras un error notable de su portero Athanasiadis frente al Estrella Roja, La actuación defensiva del Sheriff ha sido magnífica como demostró en el cruce contra el Dinamo. Los extremos casi actuaban de laterales. Nadie rechazaba un esfuerzo bajo un espíritu colectivo encomiable. Los centrales Arboleda y Dulanto, que también despuntan en los córners y faltas laterales ofensivas, son los líderes de una zaga que no cambia de nombres. Es un bloque aguerrido, firme y siempre dispuesto a sorprender en situaciones de contraataque. Se presenta con 1-4-2-3-1, donde el doble pivote Addo-Thill aporta gran equilibrio y la responsabilidad en ataque recae en la llegada desde atrás de Kolovos, en la velocidad al espacio de Adama Traoré y la zurda del delantero Luvannor. Yansane y el colombiano Castañeda se juegan la otra plaza en el once. Con 17 nacionalidades diferentes en su plantilla, un mosaico cultural, el Sheriff representará a todos los modestos y esas ligas olvidadas en el panorama europeo. La proeza ya está consumada.

Estrella: Adama Traoré (26 años)