AMISTOSO | WOLVERHAMPTON 2- LAS PALMAS 3

Las Palmas era el lobo

El equipo de Pepe Mel se muestra muy superior al Wolverhampton: 2-3. Marcaron García, Peñaranda y Jesé Rodríguez. Gran regreso de Enzo Loiodice.

0

Las Palmas progresa adecuadamente. El equipo de Pepe Mel le ganó esta tarde a un alicaído Wolverhampton, al que superaba 0-2 al descanso y que le complicó la vida al final (2-3). Mañana, ante el Cádiz, los insulares cierran su stage en Marbella.

Acaso menos que un pestañeo. Eso duró el empuje del Wolverhampton al inicio del partido, hundido a medida que pasaban los minutos. Con un ímpetu tal vez impropio de un simple compromiso de pretemporada, el equipo inglés lanzaba balones largos a la espalda de la defensa de Las Palmas, que no pasaba apuros. Mucho menos el central recién llegado Raúl Navas, que apunta a nuevo jefe de la zaga amarilla.

En el primer acto se produjo el regreso a la acción del mediocentro francés Enzo Loiodice, que llevada desde diciembre, lesionado, sin jugar un partido con Las Palmas. Era obvio que se le iba a notar falto de ritmo, pero mantiene intacta su lucidez para jugar el balón, tanto da que sea en corto o en largo. También se reivindicó mucho y bien el pibe Álex García, que en el minuto 13 mandó con la cabeza un balón al poste derecho de José Sa tras un exquisito centro de Lemos, pero estaba en fuera de juego.

Poco a poco se crecía el equipo insular, cercando por completo al Wolverhampton, liderado además en ataque por el efusivo Peñaranda. Precisamente, al atacante venezolano, abierto a la banda izquierda casi todo el rato, se plantó delante de Sa tras una delicia de pase de Loiodice, pero se topó con Sa. Sin embargo, el propio García venía siguiendo la jugada, lo que permitió rematar a placer para hacer el 0-1.

Era el minuto 39 pero Las Palmas tampoco había dicho su última palabra en el primer acto, mucho menos Peñaranda, que tras una poderosa cabalgada, con el duelo enfilando ya el minuto 45, recortó a su par antes de hacer el 0-2, lo que además suponía su estreno goleador a las órdenes de Pepe Mel.

En el segundo acto, la formación grancanaria cambió por completo en la cara a cuanto a futbolistas sobre el campo, siendo Raúl Fernández el único que jugara los 90 minutos. Pronto se le complicaron las cosas tras el 1-2 de Hoever en el minuto 53, quien se aprovechara de la falta de entendimiento de Benito y Peñaranda, pero Jesé le dio aire a los suyos con el tercer gol de los hoy visitantes 20 minutos después.

Gibbs-White le añadió algo de mordiente al final del envite al hacer el 2-3 en el minuto 83, pero Las Palmas supo aguantar para hacerse con su segunda victoria de esta estancia marbellí. Antes le ganó al Espanyol (1-0) y perdió contra el Sevilla por idéntico resultado. De momento hay acumulación de motivos para la satisfacción en el seno de la Unión Deportiva.