REAL MADRID

Varane tiene un pie en el United

El jugador entiende que el Madrid, que no sube su oferta de renovación, le empuja a irse. Su acuerdo con el Manchester está cerrado.

0

El paso de los días desde que terminó la Eurocopa ha confirmado a Varane que su futuro está cada vez más lejos del Real Madrid. El jugador albergaba alguna esperanza de que la entidad blanca hiciera una nueva oferta de renovación al alza. Pero este movimiento no ha existido. La postura del futbolista, a partir de este momento, es firme. Sólo cabe esperar a que el United y el Real Madrid lleguen a un acuerdo para su traspaso. Y, de no ser así, seguirá los pasos de Ramos. Apurará su último año de contrato sin renovar para irse libre en 2022 con una suculenta prima de fichaje en el bolsillo.

Por su parte, en el Manchester United deslizan que la operación debe realizarse a buen seguro y que sólo es cuestión de tiempo que el Real Madrid entre en razón, pues en esta época de crisis económica por la pandemia es evidente que es preferible vender a la baja antes que no recibir dinero por uno de los jugadores con mejor valoración de la plantilla blanca, si bien es cierto que su precio baja mucho al quedarle sólo un año de contrato.

La situación en torno a Varane se ha ido tensando y lo hará más con la vuelta del internacional a los entrenamientos, que se prevé para finales de la semana que viene. El central esperaba un gesto de Ancelotti, que el italiano, después de la marcha de Ramos al PSG, pidiera un esfuerzo económico al club para su renovación. Pero no ha sido así. Ancelotti es un hombre de club y, como en el caso del camero, ha dicho que se adaptará a las circunstancias que se encuentre.

La web especializada Transfermarkt da a Varane un valor de mercado de 70 millones de euros y esa es precisamente la cantidad que pretende recibir el Real Madrid por él. En los primeros contactos informales entre el United y el Real Madrid en los que la entidad inglesa pidió permiso para negociar con el central francés, no se profundizó en el negocio en detalle, pero las posturas de arranque quedaron fijadas. Si el Madrid quiere 70 millones, el United parte de 40 más cinco por objetivos. La entidad inglesa piensa presentar su primera oferta por escrito en los próximos días porque su acuerdo con el jugador madridista ya es total. Firmará por cinco temporadas.

Un curioso triángulo de intereses.

Se da una circunstancia un tanto curiosa. La agencia que lleva los asuntos de Varane, CAA Base, es la misma que representa al lateral atlético Trippier. Y es la que está haciendo mucha fuerza para conseguir llevar a los dos jugadores a Old Trafford de una tacada. De cualquier manera, si el Madrid sí parece abierto a sacar tajada por Varane, el Atlético se ha negado en rotundo a la salida de su lateral. Más curioso aún es que CAA Base también es la agencia de Carlo Ancelotti.

Fuentes que han participado de las negociaciones indican a este periódico que cuando Varane vuelva a los entrenamientos será el momento elegido por el United para reactivar la operación que ya arrancó hace unas fechas. Se entiende que el jugador puede hacer fuerza cuando tenga una charla cara a cara con Ancelotti. Si el Madrid le abre la puerta (es decir, si no sube su oferta de renovación), prefiere irse ya sin esperar a que sigan pasando los días.

El United ya tuvo una mala experiencia con el Real Madrid con el caso Ramos. En una situación parecida, el excapitán, ahora en el PSG, presentó una oferta millonaria que le llegó desde Old Traford y afirmó que quería irse. Fue en 2015. Y después de un largo verano, Ramos terminó renovando con el Real Madrid.

Sin embargo, desde el Manchester advierten que ahora la situación es muy diferente, conscientes de que, en plena crisis, el Real Madrid necesita dinero para poder acometer con solvencia la renovación galáctica que pretende con Mbappé y Haaland.