EUROCOPA (SEMIFINALES) | ITALIA 1- ESPAÑA 1 (4-2)

1X1 de España: sobresalientes Alba, Busquets y Dani Olmo...

La Selección volvió a llegar a la tanda de penaltis, pero esta vez la moneda cayó de lado italiana. En los 120 minutos destacaron todos, pero por encima Jordi Alba, Dani Olmo y Sergio Busquets

0

Así fue la actuación de los jugadores la Selección ante Italia:

Unai Simón: Comenzó el partido muy impreciso con los pies. Luego se rehizo y tuvo intervenciones de mérito y estuvo muy atento. Empezó la tanda parando el primer penalti de Italia, pero luego no pudo parar el resto.

Azpilicueta: Un casta. Su robo a Insigne el minuto 20 evitó un gol. Empujó por su banda en busca del empate cuando se adelantaron los italianos. Fue sustituido por Marcos Llorente en el minuto 85.

Eric Garcia: Dio ritmo al juego de España en el inicio y se midió en los duelos con Insigne. Replegó bien en las transiciones.

Laporte: Empezó algo impreciso en el pase, pero se entonó y estuvo muy expeditivo al corte.

Alba: Pendiente de Chiesa y pendiente de incorporarse al ataque y dar profundidad al equipo. Manda en la defensa y siempre demuestra su jerarquía. En la prórroga parecía que acaba de salir y evitó una contra italiana con un corte providencial.

Busquets: Los italianos le exigieron al máximo y no perdió la cara al partido. Sufrió en las transiciones, pero demostró porque sigue siendo el mejor medio centro posicional del mundo. Empujó, ordenó y mandó hasta el descanso de la prórroga.

Koke: Su duelo con Verratti fue duro. Intento siempre dar una salida a los compañeros, pero la presión de los italianos le hizo recibir de espaldas. En la segunda mitad, cogió el tono y dominó el juego hasta que fue sustituido por Rodri en el minuto 69.

Pedri: Fue el tercer hombre en varias jugadas para plantarse con su conducción en el área italiana. Filtró pases y tuvo verticalidad. El canario no para de correr, da continuidad al juego de posesión y crece cada minuto de cada partido.

Oyarzabal: Jugó de extremo derecho y cumplió con las órdenes de movimientos de Luis Enrique. Llegó al ataque con opción de gol varias veces, pero estuvo más impreciso de lo que es habitual en controles y remates. En la segunda parte estuvo a su nivel y mereció el gol, pero no llegó. Fue sustituido en el minuto 69 por Gerard Moreno.

Dani Olmo: Se movió con habilidad de falso nueve, sacando de su zona a Bonucci y Chiellini. Estaba con muchas ganas de marcar y lo intentó continuamente. Cumplió con creces con la misión encomendada por Luis Enrique y se marcó un partidazo de derroche, desborde, compromiso y saber jugar al fútbol. Tiró muy fuerte su penalti y se le fue arriba, el primero de la tanda de la Selección.

Ferran: Dio amplitud al equipo y presionó bien la salida de los italianos. HIzo buenas diagonales y buscó el gol. Fue sustituido en el minuto 61 por Morata.

Sustituciones

Morata: Entró en el minuto 61 por Ferran. Salió de extremo izquierdo y cuando se puso en el medio hizo el golazo del empate en el que demostró potencia, velocidad y definición. Tiró el cuarto penalti de la tanda de España y se lo paró Donnarumma

Rodri: Salio por Koke en el minuto 69. Fue el Rodri del City. Jugó de interior y empujó al equipo con su físico, su enorme calidad y su tremenda personalidad.

Gerard Moreno: Sustituyó a Oyarzabal en el minuto 69. Se asoció, buscó el remate y se metió de segundo delantero con Morata buscando el gol de la victoria para evitar la prórroga. Marco su penalti, el segundo de España, en la tanda.

Marcos Llorente: Entró por Azpilicueta en el minuto 85. Puso su vigor y su fuerza al servicio del equipo para hacer repliegues y despliegues poderosos.

Thiago: Entró en el descanso de la prórroga por Busquets. Intentó apretar para lograr el segundo gol, pero no tuvo finura en el último pase que tan bien suele manejar. Marcó y engañó a Donnarumma en su penalti, el tercero de España en la tanda

Pau Torres: Salió por Eric en el minuto 109. Estuvo rápido, atento y expeditivo al corte.

Seleccionador

Luis Enrique: Sorprendió con la suplencia de Morata para sacar a Dani Olmo de falso nueve. El equipo se comportó como el quiere en todas las fases del juego y mereció ponerse por delante de Italia. Acertó en temporizar los cambios (iba a sacar a Marcos Llorente y Adama justo cuando empató Morata) y aguantar dos para la prórroga. Esta vez el trabajo para preparar los penaltis no funcionó y España cayó en la lotería de la tanda.