REAL MADRID

Jovic, en la recámara del Milán

El conjunto italiano quiere firmar a Giroud, pero en caso de no poder hacerlo, piensa en el delantero serbio. En el Real Madrid son conscientes del interés.

0

El Real Madrid trabaja en la operación salida y uno de los nombres que no tiene su continuidad garantizada es Luka Jovic. Si bien su futuro dependerá en gran parte de las salidas, no se descarta la opción de que se marche este año. En este caso, hay dos equipos que ya han mostrado interés en él. El primero es el Eintracht, donde ha jugado cedido los últimos seis meses. El problema es que los alemanes no tienen efectivo para afrontar la operación y necesitan vender primero. El segundo es el Milán, que piensa en Jovic como alternativa en caso de no poder firmar a Giroud, el objetivo principal.

Los rossoneri llevan años siguiendo al ariete. Ya pensaron en incorporarlo en enero, pero el interés no se concretó. Ahora, podrían retomarse las negociaciones. En las conversaciones por Brahim (quieren seguir contando con el malagueño), directivos del equipo italiano dejaron caer el nombre de Jovic, aunque solo para informarse de su situación. Las relaciones entre el Madrid y el Milán son muy buenas, y esto podría ser el factor diferencial para llegar a un acuerdo.

A sus 23 años, Jovic se ha estancado. Su evolución ha frenado en seco los últimos dos años y el Madrid, que hizo una gran inversión por incoroporarlo (60 millones en 2019), espera poder recuperar parte de la inversión en caso de decidirse por una salida. Se necesita liquidez para afrontar fichajes esta temporada y no se dejará salir a nadie si no es por una cantidad que el club considere correspondiente.

Ancelotti empezará la pretemporada con dos nueves del primer equipo: Jovic y Mariano (a la espera de que Benzema vuelva de la Eurocopa). Como mínimo, uno de los dos se marchará del conjunto blanco este mercado. El club quiere encontrarle acomodo a Mariano, pero el hispanodominicano tiene una ficha muy alta (cuatro millones), inasumible para muchos clubes, lo que complica su venta. Con Jovic se confía en que todavía pueda rendir al nivel al que lo hizo antes de su fichaje, pero tiene más cartel que su compañero y sería más fácil encontrarle un pretendiente adecuado.