ATLÉTICO DE MADRID

De Paul sólo espera al Atleti

Su entendimiento con el Atlético no está aún formalizado, pero no será ningún problema. El internacional albiceleste únicamente está esperando un acuerdo entre Pierpaolo Marino y Berta.

0

Rodrigo de Paul espera y solamente lo hace por el Atlético. El internacional argentino jugó anoche el partido completo contra Chile, está centrado en la Copa América porque sobre su futuro, la suerte está echada. De Paul quiere jugar en el Atlético y no tiene intención de otra cosa, si es que sale de Udinese. Esa es la voluntad que ha transmitido a la entidad del Friuli, a su representante y que conoce muy bien el club rojiblanco, según explican las partes a As. El pasado 29 de mayo este diario confirmaba que el Atlético iba a por De Paul y poco a poco los pasos se van dando.

De Paul no quiere forzar ninguna situación, como capitán siente un gran respeto por la afición del Udinese y también entiende que ha cubierto un ciclo y su sueño ahora mismo es escuchar la sintonía de la Champions con la elástica rojiblanca. Su entendimiento con el Atlético, si bien no está aún formalizado, no será ningún problema. En este momento, el internacional albiceleste únicamente está esperando que cristalicen las conversaciones entre Pierpaolo Marino, director deportivo de Udinese, y Andrea Berta. Los clubes están negociando, el jugador lo sabe y aguarda sin prisas.

Ya la temporada pasada quiso venir.

De Paul ha tenido más opciones en Italia y fuera de ella, de clubes también importantes, pero su deseo es el Atlético y no de ahora. Ya la temporada pasada hubo acercamientos, pero en aquel momento las prioridades rojiblancas pasaban por otras posiciones como la de delantero centro y reforzar le medular solamente se dio en el último caso. Según fuentes de la negociación, Udinese quiere ser también respetuoso con De Paul y asume su deseo, pero no es menos cierto que es su pieza más importante y tienen que observar cómo se le sustituye. Una vez confirmada la renovación de Gotti, su técnico, el vacío que pueda dejar de Paul es el siguiente paso a tratar. El futbolista está tranquilo y es optimista, pero ya todo depende del entendimiento entre los clubes, que todavía podría alargarse.