España 0 - Portugal 1

Aprobados y suspensos de la Sub-21: Brahim, Cuenca...

La Rojita cayó eliminada ante Portugal en semifinales del Europeo Sub-21 por un gol en propia de Cuenca, que ha sido, sin duda, uno de los mejores del torneo.

La Rojita cayó eliminada ante Portugal en semifinales del Europeo Sub-21 por un gol en propia de Cuenca, que ha sido, sin duda, uno de los mejores jugadores del torneo.

Álvaro Fernández. Suele intervenir poco pero cuando tiene que hacerlo, cumple. Sacó una buena mano a un disparo lejano de Vitinha en la primera parte. Se mostró también solvente en los balones aéreos. No pudo hacer nada en el gol en porpia puerta de Cuenca.

Óscar Gil. Era su primer partido como internacional y se le notó algo tímido. Subió poco. Casi todo el juego de La Roja se volcó por la otra banda. En defensa, en cambio, estuvo bastante acertado en sus acciones.

Mingueza. No está acostumbrado a jugar como central en defensa de dos y sufrió con Leão, que se le fue en velocidad un par de veces y casi le cuesta un gol en contra a España.

Cuenca. Lo que le ocurrió fue verdadera mala suerte. Marcó el gol en propia que eliminó a España en una acción fortuita. Hasta entonces, había estado impecable en todas sus acciones. Torneo descomunal el suyo. Bien al cruce e inexpugnable por arriba. Una lástima que se lleve esa última imagen. Será un gran central.

Cucurella. Se entiende bien con Bryan. Sube con criterio y ayudó mucho en la salida de balón. En la segunda parte, con la entrada de Miranda se colocó de extremo. En su primera acción arriba disparó al poste.

Zubimendi. El Señor Lobo de la Rojita. Soluciona problemas. El hombre ancla de la Selección roba, ordena y siempre ofrece una ayuda a un compañero para sacar el balón jugado.

Gonzalo Villar. Tardó en entonarse, pero cuando cogió confianza, España mejoró notablemente y empezaron a llegar las ocasiones.

Brahim. Rozó el gol varias veces. En la primera parte tuvo cuatro ocasiones, dos de ellas clarísimas, pero el balón se marchó fuera por poco. Siempre que tiene el balón cerca del área pasan cosas. Dejó su sitio a Yeremi en el 66'.

Manu García. De menos a más. En la primera parte estuvo poco participativo pero con el paso de los minutos, el partido se rompió, se abrieron los espacios y ahí demostró que puede ser determinante. Tuvo dos ocasiones claras para adelantar a España y ambas se fueron por poco por la izquierda de la portería. De la Fuente lo cambió en el 75'.

Bryan Gil. Cuando las cosas no están claras, la solución es sencilla: dársela a Bryan en la izquierda. Siempre vertical y dispuesto a desequilibrar. Casi todo el peligro de España en la primera parte se originó en sus botas. Sorprendió su cambio en el descanso.

Puado. Tuvo la primera ocasión de España pero su cabezazo se fue bastante desviado. Tras su partidazo el otro día, los centrales portugueses le ataron en corto y jugó muy encorsetado. Aun así, siempre buscó desmarques y generar espacios para sus compañeros.

Miranda. Sustituyó por sorpresa a Bryan Gil tras el descanso y se colocó en el lateral. Como suele hacer, se incorporó bien al ataque y creó peligro por la izquierda.

Yeremi. Entró por Brahim en el 66' pero no mejoró lo que había. Se ofreció e intentó agitar el ataque, pero sin éxito.

Sancet. Entró por Manu García a falta de 15 minutos y su entrada no tuvo mucha repercusión. Lo más destacado, un disparo que detuvo Costa sin muchos problemas.

Abel Ruiz. De la Fuente le sacó con 0-1 cuando quedaban menos de diez minutos para buscarle en el área pero no tuvo oportunidades.