REAL MADRID

Zidane explotó por las críticas internas tras caer con el Chelsea

Horas después del partido en Stamford Bridge, el técnico francés tuvo conocimiento de las fuertes críticas a su planteamiento realizadas dentro del propio club.

0

Zidane llevaba tiempo dándole vueltas a su posible marcha, a pesar de tener contrato en vigor hasta 2022. Desde enero estaba desencantado con las críticas de la Prensa… y con el club, que deslizaba listas de posibles candidatos en caso de que Zizou no siguiese tras el batacazo en la Copa (2-1 con el Alcoyano) y su fiasco liguero con el Levante en Valdebebas (1-2), que dejaba al Atleti a diez puntos con una desventaja que en ese momento parecía insalvable.

Es cierto que desde la cúpula sostenían que jamás tocarían a Zidane, pero el marsellés ya estaba herido en su orgullo. El francés dio positivo por COVID y durante diez reflexionó antes de dar una rueda de prensa previa al partido en Huesca que hizo temblar los cimientos del Di Stéfano: "Esta plantilla merece un respeto, sólo pido que nos dejen trabajar. Este equipo ganó la Liga hace unos meses….".

Pasó el tiempo, el equipo inició una remontada espectacular, en todos los sentidos, y tanto en la Champions (con una gran eliminatoria con el Liverpool) como en la Liga ante los rivales directos (empate en el Wanda y victoria sobre el Barça en Valdebebas) dejó claro que no había dicho su última palabra con él en el banquillo.

Llegó la semifinal con el Chelsea y, especialmente, el partido de vuelta en Londres. Zizou alineó, en precariedad física, a tres jugadores fundamentales para él: Sergio Ramos, Mendy y Hazard. La eliminación produjo una frustración colectiva en la afición, refrendada por las críticas de los medios por su planteamiento, pero también las surgidas privadamente desde el propio club. Eso fue la gota que colmó el vaso de su paciencia. Ayer mismo informaba 'Jugones' que en la tarde del miércoles, de 18:00 a 20:00 horas, Florentino, en persona, y Zidane se reunieron durante dos horas, a instancias del francés. El presidente quiso convencerle para que se quedase, pero Zidane tenía la decisión tomada y madurada pasase lo que pasase en el desenlace del campeonato de Liga: "Me voy". Según Josep Pedrerol, la mayor frustración de Zinedine que le llevó a esta decisión se basó en "no sentirse respaldado por el club".

AS ha podido confirmar esta información y aporta un dato más. Horas después del partido en Stamford Bridge con el Chelsea tuvo conocimiento Zidane de las fuertes críticas a su planteamiento realizadas dentro de la propia entidad, lo que le llevó a decir a sus allegados: "Hasta aquí hemos llegado".

Para evitar que los jugadores bajaran los brazos, su decisión de dejarlo todo al acabar la Liga sólo la sabía su familia y las personas de máxima confianza de su cuerpo técnico. Los responsables del club se lo olían, pero hasta la tarde del miércoles no tuvieron conocimiento directo de su adiós definitivo.

Zidane siente el cariño de la afición, pero considera que el club le ha dejado sin defensa y sin protección cuando han ido mal dadas, sobre todo tras la eliminación de la Champions. Ahí empezó todo para consumarse el segundo adiós precipitado de Zidane. La historia se repite…