REAL ZARAGOZA

“Se me tilda de salir a empatar, pero nosotros queremos ir a Las Palmas a ganar”

JIM asegura que el Zaragoza saldrá desde el primer minuto a por la victoria ante un rival con un buen ataque y unos muy buenos números como local: “Va a ser muy difícil superarles”.

Zaragoza
Juan Ignacio Martínez.
ALFONSO REYES

Juan Ignacio Martínez considera que los empates obtenidos en los últimos partidos le han permitido al Real Zaragoza mantener su ventaja sobre el descenso, pero deja claro que él no saca la calculadora: “Se me tilda de que salgo al empate, pero nosotros queremos ir a Las Palmas a ganar y ojalá consigamos esos tres puntos, que nos permitirían dar un paso muy importante para lograr el objetivo”. El técnico también ha celebrado la vuelta del público a los estadios, pero siempre que sea en todos los campos: “No puedes hacer cosas ilógicas y menos con lo que nos estamos jugando todos los equipos”.

—¿Qué le parece que en las últimas jornadas pueda haber público en unos campos y en otros no?

—La vuelta del público es una noticia muy buena, que la afición del Real Zaragoza la estaba deseando, como todas las aficiones. Me quedo con la frase del jefe de la patronal, que ha dicho que es una incoherencia que en Castellón sí y en otros no. Yo creo que si se abre la puerta para los aficionados, como han dicho, se abrirá para todos los equipos porque las cosas tienen esa sensatez. No puedes hacer cosas ilógicas y menos con lo que nos estamos jugando todos los equipos.

—El Zaragoza atraviesa su peor racha de partidos sin ganar desde que llegó al banquillo. ¿Cómo está el vestuario?

—Yo no entiendo de peores o mejores momentos, sino de suma de puntos. Un empate, cuando estás necesitado de muchos puntos, es malo. Sin embargo, los tres últimos empates nos dan esa diferencia con la que estamos ahora mismo sobre el descenso. Lo que sí que es verdad es que nosotros aún necesitamos muchos puntos para mantener la categoría. Y me quedo con el espíritu del equipo. En las previas de otros partidos se hablaba del calendario, del Tourmalet que teníamos con esa serie de encuentros, y hemos ido arañando puntos aquí y allá, que es lo que hace que estemos en esta situación. Si no, estaríamos con muy pocos puntos y sufriendo mucho más.

—¿Pero el equipo necesita ya esa victoria que le permita dar un paso casi definitivo?

—Tres puntos a estas alturas de la temporada es lo ideal para todos. Jugamos contra un rival que ya ha alcanzado el objetivo de la permanencia, pero que es un muy buen equipo y ahí están sus números como local. Siempre pone mucha dificultad y no hay que olvidar que hace muy poco tiempo le ganó al Espanyol y al Mallorca. Eso dice del potencial del rival. Estamos preparando el encuentro con la máxima concentración porque sabemos de su talante ofensivo.

—¿El hecho de que la Unión Deportiva Las Palmas ya esté salvado es un arma de doble filo?

—Debemos respetar al rival. Es cierto que a nivel de objetivo lo tiene cumplido, pero sabemos perfectamente de la dificultad, más allá de que el Real Zaragoza tendrá que salir desde el primer minuto a por el partido y decirle al Las Palmas que quiere conseguir la victoria. Pero todo eso tendremos que hacerlo con mucho juego y con mucha concentración ante un equipo con un gran potencial, sobre todo como local. Va a ser muy difícil de superar y por eso tendrá mucho mérito que consigamos la victoria.

—¿A qué debe estar atento el Real Zaragoza en este partido?

—Sobre todo a su poder ofensivo. Es un equipo que tiene muy buen ataque, con muchos recursos, y que le da mucha amplitud con sus laterales. Te somete a ataques constantes y ahí debemos estar muy atentos porque ellos tienen gol.

—¿Hace cuentas en este tramo final? ¿Se juega con la calculadora?

—Cuando no puedes ganar, tienes que asegurar el botín del empate. Se me tilda de que salgo al empate, pero nosotros queremos ir a Las Palmas a ganar y ojalá consigamos esos tres puntos, lo que nos permitiría dar un paso muy importante para lograr el objetivo. Yo no saco calculadoras, aquí se trata de ganar.

—¿Tiene decidido el once?

—En principio tenemos a todos los jugadores. Al inicio de la semana, como es lógico, teníamos los golpes del último partido, pero ya han entrenado todos con normalidad. Más o menos tengo el once en la cabeza, pero tengo también una serie de decisiones por tomar. Ayer hubo jugadores que hicieron un muy buen entrenamiento y me hacen pensar.

—¿Hasta qué punto le condiciona el hecho de que se vayan a jugar tres partidos en nueve días?

—Eso sí que lo he pensado, pero el partido más importante siempre es el próximo, en este caso Las Palmas. Intentaremos confeccionar un once muy competitivo, con gente que esté al máximo, y después ya pensaremos en el siguiente, aunque es inevitable que en estos tres encuentros se den algunos cambios por la fatiga y los posibles golpes. Ojalá no ocurran muchas cosas de estas y podamos contar siempre con el máximo número de jugadores.

—En los últimos entrenamientos se ha visto la presencia de varios jugadores del filial. ¿A qué se debe?

—El Deportivo Aragón ya ha terminado la temporada y con la dinámica del COVID hay que intentar prevenir por el tema de la burbuja, que no puede ser de un día para otro. Son jugadores que ya han debutado y que nos han ayudado y tienen que estar en esa dinámica para intentar ayudarnos en un momento puntual si se les necesita.