LA POLÉMICA DE LA JORNADA 36ª

González González recomendó una nueva mano polémica en el Osasuna-Cádiz

El árbitro de VAR, el mismo que revisó la polémica mano de Militao ante el Sevilla, consideró la mano de Iza antinatural y recomendó a su compañero señalarla.

González González, el árbitro de VAR que recomendó revisar la mano de Militao en el Real Madrid-Sevilla del pasado domingo y que tanta polémica ha levantado, ha vuelto a ser protagonista por otra intervención desde la sala VOR. En esta ocasión se debe una mano de Iza en el Osasuna-Cádiz que Jaime Latre no pitó en un principio.

La primera polémica de la jornada se ha dado en El Sadar y con González González otra vez como protagonista. Sucedió en el minuto 84, cuando Enric Gallego remató de cabeza y el balón impactó en el brazo de Iza (justo en el límite de lo que se consideraría brazo u hombro, lo que determina la altura de la axila reglamentariamente). El aragonés Jaime Latre decidió no señalar nada en un primer instante, pero su compañero en el VAR le llamó y tras verlo en el monitor decidió rectificó y lo pitó. Una decisión que se podría enmarcar en dos criterios: uno porque el brazo lo tiene casi a la altura del hombro y otro por posición antinatural, ya que con ella se hace muy grande. Pero se trata, de nuevo, de una acción al límite y que los jugadores del Cádiz no lograban comprender cómo se había señalado penalti.

Una mano parecida se pitó en el Real Madrid 1 - Alavés 2. En aquella ocasión Cordero Vega estaba sobre el césped y decidió señalar una acción casi idéntica en el que un remate de Laguardia impacta en el brazo de Nacho. Una zona al límite de considerarlo brazo u hombro. Entonces, González González no decidió intervenir para corregir al árbitro al considerarlo que ocupaba un espacio y se hacía más grande. Una decisión que concuerda con la tomada este martes en El Sadar. Aunque polémica por la rigurosidad de la norma.