REAL MADRID

El dilema de Raúl

El mítico '7' ya capta interés de equipos de Europa gracias a su buen manejo del Juvenil en la Youth League y del Castilla. Pero también sabe que es la primera opción si se va Zidane...

Madrid

Según informó 'Goal Alemania', el Eintracht de Frankfurt ya se ha puesto en contacto con Raúl González Blanco, entrenador del Castilla, para sondearle sobre la posibilidad de que se haga cargo del equipo el curso que viene, ante la marcha de Adi Hütter al Borussia Mönchelgladbach. El mítico '7' blanco dejó una impronta positivísima en Alemania tras su paso por el Schalke, donde jugó dos temporadas, marcó 40 goles y ganó una Copa de Alemania y una Supercopa, además de llevar al equipo hasta las semifinales de la Champions eliminando por el camino al Inter, entonces el vigente campeón del torneo europeo.

Pese a que todavía no ha entrenado a ningún equipo a nivel profesional, los clubes del Viejo Continente no han dejado de prestar atención a sus primeros pasos en los banquillos. Ya se le veía a Raúl en su etapa de jugador madera de entrenador, dada la exigencia que siempre se autoimpuso y sus ansias por organizar, aún jugando en la zona del ataque. Detalles que se han concretado en el tiempo y que le han permitido ganar una Youth League haciéndose cargo del Juvenil del Real Madrid y dirigir con buena mano al Castilla.

El curso pasado, la temporada de Segunda B acabó con el filial blanco séptimo, peleando por el play-off de ascenso a Segunda; en esta, pasó a la segunda fase de la temporada regular y el domingo logró meterse en el play-off tras un triunfo de altura en Talavera. Y en ambos casos, tirando de muchos jugadores en su primer año en el Castilla, directos desde el juvenil. En el poco tiempo que lleva dirigiendo a equipos de la cantera blanca, ya se han podido intuir las líneas maestras de su libreto técnico: mucha solidez en campo propio; el 4-3-3 como dibujo principal, aunque con capacidad para pasar a un sistema de tres centrales; mucha importancia para los laterales ofensivos y llegadores; y la apuesta por futbolistas talentosos en la zona de creación del campo, por encima de cualidades físicas (véase Arribas, Blanco, Gelabert...).

El interés del Eintracht es el primero que ha trascendido y la oferta es sin duda tentadora: a tres partidos del final, el equipo de Frankfurt es cuarto clasificado en la Bundesliga y pelea por entrar en la Champions, con el Dortmund pisándole los talones. Un equipo que ya llegó a la semifinal de la Europa Leaque en la 2018-19 y que cuenta con buenos jugadores como Jovic (cedido por el Madrid, está por ver su futuro), André Silva, Durm, Kamada o Kostic. Pero Raúl en estos momentos tiene un dilema ante sí: subirse a alguno de los trenes que pasen por su lado o esperar, sabiendo que el banquillo del Real Madrid está más cerca de lo que parece.

Raúl y la fórmula Zidane

Y es que la experiencia con Zidane ha llevado a Florentino Pérez al convencimiento de que la fórmula de apostar por exjugadores de la casa con buenas trazas de entrenador es mejor que traer técnicos de fuera. En esta segunda etapa en la presidencia del Madrid, los que mejor han funcionado en el banquillo fueron Ancelotti (con Zidane de segundo y como enlace de la plantilla; luego cubrió Hierra su lugar) y Zidane, sin duda; incluso Solari mejoró subiendo desde el Castilla las prestaciones de Lopetegui, que llegó con la fama propia de un seleccionador nacional, pero que duró apenas tres meses, pretemporada incluida.

Así, ahora mismo Raúl es el primero en la línea de sucesión si Zidane decide no seguir en el banquillo del Real Madrid (cesarle no está sobre la mesa, incluso aunque no gane ningún título esta temporada). Y la realidad es que en el vestuario y en el club blanco hay un runrún que les hace pensar que el marsellés podría marcharse al término de este curso para facilitar la necesaria renovación de la plantilla blanca, con el interés de la Juventus y de la Federación de Francia al fondo. Si dicho runrún se consuma, Raúl es la primera opción, un motivo más que suficiente para enfriar el interés del Eintracht y de todos aquellos que llamen a su puesta en las próximas semanas.