REAL MADRID

El aval para competir frente a Florentino es de 124 millones

Es la cantidad que deberán garantizar los aspirantes a la presidencia del Real Madrid, un dinero que se corresponde con el 15% del presupuesto de gastos del Club más las amortizaciones y gastos financieros.

Los aspirantes a la presidencia y miembros de la Junta Directiva del Real Madrid deberán presentar un preaval bancario que garantice equivalente al 15% del presupuesto de gastos del club más las amortizaciones y gastos financieros derivados. Ese preaval para las próximas elecciones asciende a 124 millones de euros. Esta es la cantidad que deberán garantizar los candidatos a disputarle el trono del Madrid a Florentino Pérez, que aspira a renovar al frente del Club al menos cuatro años más.

La Junta Electoral formalizará el inicio del plazo de presentación de las candidaturas. Cuando esto haya sucedido, habrá un plazo de diez días para la presentación de las listas. Es necesario cumplir una serie de requisitos para presentarse a las elecciones: además del aval de 124 millones de euros es preceptivo demostrar, al menos, 20 años de antigüedad como socio para ser candidato a presidente. Si sólo se presenta la candidatura de Florentino Pérez, podría ser proclamado presidente cuatro años más antes de fin de mes.

En ocasiones precedentes, el actual presidente esperó al final de la temporada, en el mes de junio, para llamar a las urnas. Esta temporada ha adelantado la convocatoria electoral por razones estratégicas que tienen que ver con la renovación del equipo. En este punto, Florentino trabaja ahora mismo en las posibles contrataciones de Mbappé y Haaland. Curiosamente, la posición de la familia y tutores del jugador francés choca con la que han tomado el representante del noruego, con quien el presidente no se ha visto personalmente ni parece que tenga previsto hacerlo a corto plazo.

Otro asunto pendiente en la agenda de Florentino es la renovación de Ramos, que se está envenenando. Desde la reunión que ambos mantuvieron en Elche el pasado 30 de diciembre no se ha avanzado absolutamente nada. Y por último,  la gran ilusión de Florentino es sacar su orgullo de madridista en la que será la mejor presentación de la década, la del nuevo estadio Santiago Bernabéu.