FÚTBOL

La lluvia obliga a repintar las líneas del campo y el resultado definitivo es un drama

En el duelo entre Progreso y Peñarol de Torneo Clausura de Uruguay se dio esta situación en la que varios operarios tuvieron que repintar las líneas del campo.

El duelo de la jornada 14 del Torneo Clausura de la Liga de Uruguay tuvo que ser aplazado debido a que el árbitro no dio el visto bueno a las líneas del campo que apenas se distinguían debido a las fuertes lluvias que habían asolado a la región.

Pidió al delegado local que se repasasen las líneas. Al tener una única maquina que pudiese resolver el problema, varios operarios tuvieron que ayudar para pintar a mano algunas de las líneas.

El resultado fue que la línea de medio estaba claramente curvada en algunos tramos. El partido pudo reanudarse y Peñarol se llevó el duelo por 0-2.